hidraqua

Hidraqua y sus empresas participadas impulsan la circularidad del agua, clave para un futuro sostenible

Por

Hidraqua y sus empresas participadas -Aguas de Alicante, Aigües d’Elx, AGAMED, Aigües de Paterna, Aigües de Cullera y Aigües de L’Horta- impulsan la circularidad del agua en la Comunitat Valenciana a través de proyectos claves para un futuro sostenible en este territorio. Hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua, se subraya el lema ‘Agua para la paz’.

Un lema que destaca el papel del agua como elemento fundamental en la estabilidad y el progreso de las sociedades. Precisamente esta cooperación entre comunidades y países resulta esencial a la hora de garantizar el acceso al agua y saneamiento universal para todas las personas, el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6 establecido en la Agenda 2030.

Según Naciones Unidas, en el contexto actual de crecimiento de la población y también de demanda de alimentos, se prevé un incremento de las necesidades de recursos hídricos de entre el 20% y el 30% hasta 2050. España es uno de los países donde más severamente afecta el cambio climático.

La regeneración o cómo darle al agua una nueva vida es una realidad: el cambio climático impacta directamente sobre la disponibilidad de los recursos hídricos, con episodios meteorológicos extremos (inundaciones, sequías, etc.) cada vez más frecuentes.

La gestión del agua se halla en un momento crucial. Es necesario dar el impulso definitivo hacia un modelo circular que permita depender cada vez menos de la lluvia, diversificar las fuentes de abastecimiento y salvaguardar este recurso natural insustituible para la vida y el planeta.

Frente a este desafío, se evidencia cada vez más la necesidad de impulsar la regeneración, es decir, el tratamiento avanzado del agua residual que permite reutilizarla con todas las garantías de calidad, con el fin de devolverla a la naturaleza o emplearla en nuevos usos como la agricultura, el riego de zonas verdes y la limpieza de calles en las ciudades o para las industrias.

‘Alicante Agua Circular’

En Alicante se trabaja en el proyecto ‘Alicante Agua Circular’. Cada año, esta ciudad experimenta una fluctuación estacional de su población, que llega a multiplicarse por tres en el periodo estival, momento en el que además se incrementa la escasez hídrica.

En este contexto, la gestión del agua se ha convertido en un gran reto para el municipio, tanto para garantizar su sostenibilidad como su disponibilidad.

A través de este proyecto, impulsado por Aguas de Alicante junto con el Ayuntamiento, los objetivos fundamentales son lograr la reutilización del 100% del agua depurada de la capital y conseguir simultáneamente el vertido cero a las aguas costeras.

Para conseguirlo, esta empresa mixta está trabajando en reducir la intrusión marina que llega a las depuradoras de Rincón de León y Monte Orgegia con el fin de mejorar la calidad del agua tratada para ser destinada al riego de jardines y cultivos, y evitar su vertido al mar, mejorando la condición ambiental de la bahía de Alicante.

Además, la empresa está ampliando la red de agua regenerada para usos urbanos, así como para el sector agrícola, reduciendo con ello la presión sobre los acuíferos regionales. De los 30hm3 asociados a reutilización con ‘Alicante Agua Circular’, 11,5 se están siendo ya utilizados.

Clot de Galvany de Elche, otro ejemplo de economía circular

Otro ejemplo de aplicación de la economía circular es el uso de las aguas regeneradas para el mantenimiento de infraestructuras verdes municipales ubicadas en espacios de la Red Natura 2000, como es el Clot de Galvany, en el municipio de Elche.

La empresa mixta, Aigües d’Elx , junto al ayuntamiento ilicitano, dirigen la gestión ambiental del paraje natural municipal con el objetivo de preservar este valioso ecosistema mediterráneo y mitigar los efectos del cambio climático.

En el proceso de recuperación del humedal ha sido fundamental el aporte de las aguas regeneradas procedentes de la depuradora de Arenales del Sol. Este aporte hídrico regular e independiente de los periodos de lluvias torrenciales ha favorecido la recuperación y mantenimiento de la cubierta de agua de las charcas del paraje.

Esta iniciativa no solo ha favorecido la supervivencia de las especies naturales habituales, sino también la proliferación de otras nuevas. Las aves han seguido encontrando en el Clot de Galvany un lugar para el asentamiento y reproducción.

De hecho, como se ha podido demostrar, se trata de un gran enclave para la recuperación de especies, como la Cerceta Pardilla, la Focha Moruna o la Malvasía Cabeciblanca, unas de las aves más amenazadas de España y de Europa occidental.

Motor de progreso social

Además de promover una gestión sostenible de los recursos naturales, allí donde está presente, Hidraqua promueve medidas para mejorar la calidad de vida de las personas, en especial aquellos colectivos en situación de vulnerabilidad.

Así, a través de la creación de oportunidades educativas o la mejora de la empleabilidad, entre otras acciones destacadas, se posiciona como un actor determinante en la promoción del desarrollo sostenible y el bienestar social.

Para ello, la colaboración sostenida con las administraciones y los actores locales ha sido clave en la trayectoria de la compañía , y sin duda señala el camino. Es fundamental seguir impulsando acciones colectivas transformadoras para avanzar en un modelo de gestión del agua más sostenible, resiliente e inclusivo, para las generaciones futuras.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

También te puede interesar

Lo último

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón de ACEPTAR, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad