La Vega Baja tiende un puente educativo con Iberoamérica gracias al programa de intercambio docente de ELIS Villamartín

Por

Compartir metodologías de trabajo, confrontar puntos de vista y enriquecerse mutuamente. Este es el propósito del programa ‘Aprender sin fronteras’, que este mes ha permitido a la Vega Baja tender un puente educativo con Iberoamérica, concretamente con Santiago de Chile. Allí se encuentra el colegio Pumahue Peñalolén, de donde procede la profesora Natalia Alaniz que, durante varias semanas, formará parte de la plantilla de El Limonar International School Villamartín, ubicado en San Miguel de Salinas, como si de un miembro más del equipo se tratara.

El objetivo es aprender unos de otros para aplicar posibles mejoras en beneficios de los alumnos, al mismo tiempo que se refuerzan los lazos entre centros educativos pertenecientes al grupo internacional Cognita, con más de 100 colegios en Europa, América y Asia. “Durante estos días he podido darme cuenta, en primer lugar, que trabajan con una metodología distinta a la que usamos en Pumahue Peñalolén, ya que aquí utilizan el sistema de áreas de interés, el juego como base de los aprendizajes y, por ende, el auto aprendizaje. Se trata de un aprendizaje dirigido por ellos mismos a través de la exploración y el juego, mediante el uso de diferentes estrategias durante un mismo módulo de clases, como por ejemplo, conversación de aprendizajes previos sobre cada tema en donde luego loa estudiantes escogen las actividades lúdicas que quieren realizar dentro de una gran gama de opciones relacionadas con dicho tema”, explica Natalia.

Un mayor conocimiento que se realiza en ambos sentidos, ya que el propósito es que el profesor invitado también muestre alguna de las claves diferenciales de la educación no sólo de su centro, sino también de su país de procedencia. “Creo que una relación estrecha entre Pumahue Peñalolén y ELIS Villamartín puede permitir que los estudiantes puedan imaginarse la vida fuera de su propia región o país, donde se nos abren las puertas hacia el mundo entero para aprender unos de otros e intercambiar experiencias que nos harán mejorar tanto académicamente como en un buen número de habilidades”, asegura.

La iniciativa se extiende a la Región de Murcia, donde el colegio El Limonar International School Murcia también recibe a uno de estos profesores de intercambio. En este caso se trata de Ricardo Gutiérrez, procedente de The Greenland School, ubicada igualmente en Santiago de Chile, a quien no ha pasado desapercibida la calidad de la enseñanza en el centro. “En las metodologías empleadas en ELIS Murcia, los docentes se destacan por poner en el centro de la enseñanza a los estudiantes, donde ellos guían el proceso, generando actividades de inicio desafiantes, espacios de reflexión individual y en grupos, puestas en común de los trabajos desarrollados y en todo momento solicitar que verbalicen los procedimientos”, indica. Además, se muestra sorprendido por el uso en las clases y dominio por parte de los alumnos de las nuevas tecnologías: “Cada estudiante tiene un dispositivo (tableta o portátil, según edad) disponible durante toda la clase y esto va generando espacios de autogestión que aumenta la motivación del alumnado”, reconoce. Disfrutar conociendo las provincias de Alicante y Murcia también está dentro de la planificación de ambos profesores que, durante estos días, han podido adentrarse entre sus gentes, historia, cultura, arte y, por supuesto, variada gastronomía

Leave a Comment

Your email address will not be published.

También te puede interesar

Lo último

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón de ACEPTAR, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad