Agentes de la Policía Local fueron requeridos anoche en la Avenida Costa Blanca por una persona que estaba pidiendo limosna a quienes entregó una riñonera que se había encontrado. Los agentes comprobaron que pertenecía a un ciudadano belga y que potaba además de la documentación un total de 120 euros.

La patrulla interviniente tras identificar a la persona que les había entregado el hallazgo, un ciudadano rumano de 59 años, procedió al depósito del objeto entregado en la central a disposición del departamento de Objetos Perdidos para la localización de su propietario, por lo que se iniciaron gestiones con el consulado Belga a tales efectos.

Además, los agentes de la Policía Local de Alicante tuvieron que intervenir en dos accidentes de circulación, uno de ellos con un herido leve correspondiente al conductor de un patinete que pierde el control por una mancha de aceite en la calzada. Los patrulla comprobó que el vertido procedía de un camión que sufría una pérdida del motor mientras circulaba por lo que lo interceptaron y procedieron a realizar la correspondiente prueba de alcoholemia a su conductor con resultado positivo.

Bares cerrados por incumplir el horario

La Policía Local de Alicante ha procedido además durante la pasada madrugada al cierre de dos locales de ocio por exceder el horario permitido más allá de la una, dentro del dispositivo especial de vigilancia en aplicación de las nuevas medidas para combatir la evolución de la pandemia por coronavirus y evitar al máximo la proliferación de nuevos contagios. Dentro del operativo desplegado por los agentes municipales se procedió además a poner cinco sanciones a otras tantas personas reunidas para consumir alcohol en vía publica, seis sanciones a personas que no llevan mascarilla y a dos por fumar a menos de dos metros de otras personas en la avenida de Niza.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha señalado que «la Policía Local está desarrollando un labor intensa de información y control de las nuevas normas dictadas por las autoridades sanitarias, que se va a intensificar durante el fin de semana ante la mayor afluencia de personas, especialmente, en la zona de playas». A este respecto, González ha señalado que «el cierre de locales de hostelería, restauración y ocio a la una de la madrugada está provocando la formación de algunos grupos de jóvenes, especialmente en la zona de playas, para hacer ‘botellón’ que está obligando a los agentes a estar muy atentos a la evolución de este fenómeno ante el cierre anticipado de los locales».

José Ramón González ha agradecido «la colaboración ciudadana que se observa también a través de las denuncias que llegan a la centralita poniendo en evidencia conductas inadecuadas, como es el caso de las reuniones de pequeños grupos de jóvenes consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública o en los arenales, que permiten la rápida intervención de los agentes». González ha resaltado también el hecho de que se estén produciendo denuncias contra personas que incumplen la obligatoriedad de llevar mascarilla o que fuman sin guardar las distancias dentro del sentido de la responsabilidad y de la mayor sensibilidad de la población en estos momentos concienciada de la necesidad de mantener las medidas de protección para limitar los contagios y evitar los rebrotes por el coronavirus».

Otras noticias: