Con mi mochila, llevo luz a quienes lo necesitan. Contiene la esencia de ser enfermero, el más bello arte a mi entender: el arte de cuidar a las personas”. Así concluye el relato que hizo llegar a la cadena hotelera Magic Costa Blanca Antonio Navarro, enfermero del servicio de urgencias extra hospitalarias Summa 112 de Madrid, que ha estado activo en su puesto durante toda la pandemia sanitaria del COVID-19.

Antonio es el primer “héroe sin capa” que, después de meses de intenso trabajo, disfruta de un merecido descanso con su mujer y sus dos hijos en las instalaciones de MagicRobin Hood, el resort de última generación sito entre Benidorm y el contiguo municipio de L’Alfàs del Pi, con todo de todo tipo de comodidades. La cadena hotelera se hace cargo de todos sus gastos durante una semana completa en “ultra todo incluido”, el régimen estrella del grupo.

Un jurado externo que ha valorado los trabajos literarios recibidos destaca la sensibilidad del relato de Antonio Navarro, cargado de historias, sentimientos y emociones vividas en primera persona durante los días más duros de la crisis

En mi mochila guardo muchas lágrimas que brotan hacia dentro en muchos avisos, mientras trato de cuidar lo mejor que sé a cada paciente y a sus familias”. Impregnado de un hiperrealismo literario de bella factura, el relato de Antonio conmueve, invita a la reflexión y nos expone con dramatismo lo que vivió nuestro país en los días en que los contagiados y fallecidos se contaban por millares cada día. 

Ese texto no hace más que reafirmar a los responsables del grupo hotelero Magic de lo justa que fue la decisión de premiar con 50 vacaciones gratuitas a otros tantos integrantes del personal sanitario español y sus familias. Es una forma de agradecer el esfuerzo bizantino que estos trabajadores y trabajadoras realizaronen esos días excepcionales.

“Había que hacer algo para compensar el trabajode estos profesionales por todos nosotros, arriesgando a diario su propia salud”, señala el presidente de Magic Costa Blanca, Francisco García. “Se merecen este regalo y más”. “Nosotros ofrecemos lo que tenemos, nuestras instalaciones, para que puedan disfrutar de un merecido descanso en la costa mediterránea”.

Ese descanso se traduce en la mejor de las diversiones, en el mejor ambiente y en instalaciones idóneas junto al mar, relajados y disfrutando de la vida con los suyos. 

Para optar a uno de estos regalos, los interesados únicamente tenían que remitir un relato sobre sus vivencias durante la pandemia, de libre extensión. En las próximas semanas disfrutarán de sus vacaciones pagadas otras 49 familias de sanitarios e integrantes de las fuerzas de seguridad españolas, a los que se hizo extensiva la propuesta.