Más allá del placer inmediato, los juguetes eróticos parecen tener un amplio efecto positivo en sus usuarios. Así se desprende de la encuesta difundida por Diversual, tienda online de juguetes eróticos con sede en Sant Joan d’Alacant (Alicante), en la que han participado más de 9.000 usuarios.

Según los datos, 6 de cada 10 personas que han utilizado alguna vez un «succionado» aseguran que no sólo su vida sexual, sino también su relación de pareja ha mejorado notablemente. ¿El motivo? Que estos juguetes eróticos ayudan a romper barreras psicológicas y experimentar con nuevas prácticas.

Un hecho que es corroborado por médicos y especialistas en sexualidad, quienes ratifican los efectos fisiológicos, tales como analgésicos y ansiolíticos, fruto de las reacciones que cuerpo y mente experimenta a través de la neurobioquímica.

Orgasmos más intensos, multiorgasmos, interés por otras prácticas y estimulaciones tanto en solitario como en pareja son otras de las derivadas del uso, que fomenta un mayor acercamiento a la pareja habitual o compañero de prácticas sexuales ocasionales.

Succionadores como primer juguete erótico

Desde la Academia Diversual, perteneciente a la empresa alicantina y desde la que se realizan estudios y observación del uso de los juguetes eróticos, además de proporcionar educación sexual, se afirma a partir de los resultados obtenidos que los succionadores son la elección final del 90% de personas que realizan una consulta para la adquisición de su primer artículo de este tipo.