El plato “Caldero al estilo Brotons”, un caldero de mújol elaborado por Jaime José Brotons Agulló ha sido el ganador de la tercera edición del concurso “Superchef Senior”, organizado por la concejalía de Mayores del Ayuntamiento de Elche con el patrocinio de Dialprix, que se ha celebrado esta mañana en las instalaciones de la Escuela Municipal de Hostelería con la participación de 11 finalistas y la colaboración de los cuatro ganadores de la edición del año pasado.

El segundo premio se lo ha llevado el plato “Meloso de rape”, un arroz con rape cocinado por Inmaculada Aguilar Vázquez, y el tercero ha sido para la “Fideua” de Ramona Durán Polaino.

El concurso ha contado con 32 participantes de 34 inscritos y el jurado ha estado formado por conocidos chefs de restaurantes ilicitanos como Susi Díaz, de La Finca; Tomás López, de Mestizaje; Patricia Sanz, de El Atelier de Patricia; José Calera, de El Antojito Ilicitano; Noelia Pascual, de Cachito; Fran Castell, de confitería Castell; y Odón Martínez, de El Granaíno.

Los ganadores se han llevado un carro con productos de menaje de Dialprix, además de 200 euros para el primer clasificado, 100 para el segundo y 50 para el tercero. El primero y el segundo también han sido obsequiados con una comida o cena en los restaurantes Granaíno y Cachito.

Las fases previas del concurso se celebraron los pasados días 26, 27 y 28 de marzo en las instalaciones de la Escuela Municipal de Hostelería, que este año se ha quedado pequeña para albergar a todo el público que ha acudido a presenciar la final.

CONVIVENCIA Y TALENTO

El alcalde de Elche, Carlos González, ha agradecido la participación de los chef, el esfuerzo de los patrocinadores y el apoyo del público, “pero lo realmente importante sois las personas que os habéis implicado en el concurso, que participáis para que estemos ante esta maravilla, que son los platos que habéis elaborado”.

González ha destacado el trabajo realizado por el personal de la concejalía de Mayores y por su responsable, Carlos Sánchez, “alma mater de un concurso que sirve para algo tan valioso como favorecer durante unos días la convivencia, el buen ambiente, que estéis juntos y que aparte de cocinar intercambiéis anécdotas, impresiones y recuerdos. Sirve, en una palabra, para convivir, para que tengamos unos ratos de ocio constructivos, para compartir y disfrutar, una de las finalidades fundamentales del concurso”.