Las primeras 24 horas del toque de queda en Alicante han estado marcadas, según ha comunicado la Policía Local de Alicante, por el «máximo cumplimiento» de la nueva normativa en la ciudad. Así lo asegura el comunicado emitido por la concejalía de Seguridad del Ayuntamiento, destacando la «normalidad» y la «gran colaboración» del sector hostelero. El balance es claro: ni una sola sanción impuesta por incumplimiento del toque de queda, mínima circulación de vehículos y controles policiales en los que se ha acreditado los traslados por motivos laborales.

Por ello el balance de la segunda jornada con medidas restrictivas de la movilidad según ha destacado el edil de Seguridad, José Ramón González ha sido “muy positivo ya que los alicantinos han demostrado su gran responsabilidad en el cumplimiento del toque de queda, así como los establecimientos de la hostelería, con un respeto máximo a la medida en Alicante para hacer frente a esta pandemia y lograr disminuir el número de contagios”.

La Policía Local ha informado que en la pasada noche dos han sido las intervenciones más relevantes realizadas para hacer cumplir las medidas sanitarias y de seguridad frente al Covid, la primera cuando se interceptó un botellón que se estaba celebrando en el Cabo de las Huertas. Los agentes policiales localizaron, en la calle Nudo, a los jóvenes que se encontraban bebiendo y fueron interpuestas cuatro denuncias por no llevar mascarillas y cuatro por consumo de alcohol.

Asimismo, la segunda intervención se produjo a las 23.30 horas, la policía se desplazó a una vivienda situada en Pasaje Miralmar, y denunció al inquilino por estar celebrando una fiesta privada y causar molestias al vecindario.

Las unidades Goir, Fox y del Servicio Nocturno con refuerzo policial han participado en un dispositivo a pie para ir informando antes de la medianoche, y con controles de tráfico estáticos e itinerantes para prevenir y prestar vigilancia en todos los accesos y salidas de la ciudad así como en los barrios, con el objetivo de hacer cumplir la restricción de la movilidad nocturna hasta las 6 de la madrugada, y han patrullado toda la noche destacando que ha sido una noche que ha transcurrido sin incidentes.

Las principales avenidas de entrada y salida estaban desplegados los controles de la Policía Local tanto en avenida de Denia, Elche o la Universidad, así como en los accesos a Alicante que se han mantenido hasta las 6 de la madrugada, con una circulación mínima de vehículos durante toda la noche.

Los agentes también prestaron especial vigilancia en los parques, procediendo al cierre de los que se encontraban abiertos, así como clausurando jardines y las playas del término municipal de Alicante.

Por último la Policía Local ha atendido tres accidentes, el primero ha tenido lugar en la calle del Doctor Bergez, el segundo en la calle Concentaina donde se han visto implicados un turismo y una motocicleta, y el último en la avenida de de Denia a la altura de rotonda del colegio Inmaculada Jesuitas, donde un vehículo ha impactado contra un semáforo, dándose a la fuga el conductor y abandonando el vehículo en una gasolinera cercana, dejando un reguero de aceite que ha sido retirado por los servicios de limpieza.