Rusia 2018 se está mostrando como el Mundial de la igualdad. En lo que llevamos de campeonato, y con gran parte de los favoritos ya debutados, podemos sacar algunas conclusiones. Los empates de Brasil y Argentina ante Suiza e Islandia respectivamente, y la derrota de Alemania contra México nos introducen de lleno en el fútbol del siglo XXI, donde destaca la igualdad por encima de todo. Sólo Rusia, el anfitrión, resolvió su partido con holgura.