La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que el domingo 7 de noviembre, los Bomberos del SPEIS y la Unidad Canina de la Policía Local rescataron y liberaron a un perro abandonado, que se encontraba en un patio de una vivienda, situada en la calle Benito Pérez Galdós, abriendo una investigación y diligencias por un presunto delito de abandono y maltrato animal. El perro llevaba una semana sin cuidados, y estaba siendo alimentado por los vecinos que denunciaron su mal estado y situación de abandono del can, así como que el lugar presentaba un mal estado higiénico sanitario.

Según fuentes policiales la intervención se inicia sobre las 11.45 horas, alertados a través de una llamada, en la que se informa que un perro presenta condiciones deficientes, y lleva una semana encerrado en un patio. Los cuerpos de seguridad se personan en el inmueble, observando que dicho animal se encontraba efectivamente rodeado de heces y en estado de abandono, y por ello los Bomberos del SPEIS comienzan el operativo para poder rescatarlo.

Los efectivos de Bomberos acceden a través de la vivienda contigua y tratan de calmar al animal para lograr rescatarlo y evacuarlo del patio, realizando de la forma más segura su liberación, suministrándole una correa y un bozal para poder sacarlo al exterior del inmueble. Los agentes solicitaron de forma urgente la presencia de la protectora de animales que se hizo cargo del can. El perro ha sido alimentado por los vecinos que le han ido suministrando agua y bolsas de pienso para mantenerlo con vida, y según las denuncias no ha parado de ladrar durante los últimos días.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento, José Ramón González, agradeció la gran colaboración ciudadana que ha resultado “imprescindible para mantener y alertar del abandono de este perro”, al tiempo que ha solicitado a la ciudadanía que “si observan algún animal que está sufriendo maltrato o se encuentran en situación de abandono den aviso a la Policía para poder actuar lo más rápido posible, ya que es fundamental intervenir lo antes posible para velar por la seguridad de los animales”.

Tras el operativo de rescate llevado a cabo por los Bomberos del SPEIS en colaboración con la Policía Local, se abrieron diligencias localizando al propietario del animal, encontrándose actualmente investigado por un presunto delito de abandono, y una vez finalizadas las diligencias y tomadas las declaraciones se tramitará el expediente para su posible sanción.

Balance Unidad Canina de Policía Local

La Unidad Canina de la Policía Local ha rescatado en el último año a 98 perros abandonados abriendo diligencias por un presunto delito de maltrato, y levantado 50 actas por condiciones higiénico sanitarias deficientes, así como 77 denuncias por incumplimiento de portar bozal y/o deambular suelto sin correa principalmente a perros potencialmente peligroso, y 124 actas por carencia de microchip identificativo o documentación sanitaria en regla.

El edil de Seguridad, José Ramón González, agradeció a la Unidad Canina el «excelente trabajo que está desarrollando diariamente en la ciudad de protección de los animales». La Unidad Canina de la Policía Local cuenta entre sus agentes con un licenciado en veterinaria, y realizan también todas las funciones relativas a Protección Animal por la vía administrativa o penal, así como las relativas a las infracciones administrativas por incumplimiento de la Ordenanza Municipal de animales del Ayuntamiento de Alicante.

También te puede interesar: