Preocupación en el sector del turismo por las próximas semanas en vista de la evolución negativa de la pandemia. El puente de octubre supuso un oasis en medio de un año nefasto, pero la realidad se impone y el coronavirus sigue azotando a la industria turística, que esta semana posterior vuelve a equilibrar las perspectivas y proyectar una temporada a la baja pese a que, por el momento, la ocupación hotelera mantiene el pulso, según los datos facilitados por Hosbec, asociación empresarial turística y hotelera de la Comunidad Valenciana.

La ocupación hotelera mantiene pulso aunque el mercado turístico se encuentra cada vez más debilitado. En zonas vacacionales como Benidorm y Castellón, a pesar de contar con una planta hotelera abierta muy por debajo de lo normal son destacables ocupaciones del 45% y 49% respectivamente. Peores datos son los de Costa Blanca con un 30% o Valencia con un 19%. 

Existe una gran preocupación del sector por la evolución negativa de los datos de la pandemia en España, y las medidas restrictivas que se están imponiendo, pero a la vez se confía en que la Comunidad Valenciana pueda mantener esta posición casi de ‘isla’ con unos buenos datos. Desde el turismo se anima al Gobierno valenciano a trabajar incansablemente en mantener a raya el virus en la Comunitat porque será un elemento importantísimo en la reconstrucción turística. 

Buenos datos en Benidorm

En la semana posterior al puente de octubre (del 12 al 18 de octubre), los hoteles de Benidorm han registrado una ocupación del 45%, un dato muy positivo si tenemos en cuenta que no se había superado el 39% de ocupación desde que acabara el mes de agosto. Las reservas de última hora siguen siendo muy habituales y los datos extraídos de esta encuesta así lo reflejan, ya que la previsión para la semana era de un 37%.

Según el sondeo de Hosbec, hay un total de 23 hoteles abiertos en Benidorm. Los datos de ocupación últimas semanas demuestran que a pesar de que la oferta hotelera disponible se haya ido reduciendo, la demanda se mantiene estable.

Los apartamentos turísticos registran durante la semana 42 del año un 18% de ocupación, uno de los registros más negativos de lo que iniciáramos esta serie estadística semanal a principios del verano. Por otro lado, los campings vuelven a lograr el dato más destacado con un 61% a lo largo de la semana.

Equilibrio en la Costa Blanca

Los hoteles del resto de la Costa Blanca han cerrado la semana 42 del año (del 12 al 18 de octubre) con un 30% de ocupación, un dato muy similar al de la semana previa al puente de octubre.

La oferta hotelera de la Costa Blanca también se ha reducido considerablemente y, aunque los fines de semana son más positivos en términos de ocupación, los establecimientos que se mantienen abiertos esperan seguir recibiendo clientes de proximidad y reservas de última hora. En el momento de cierre de la encuesta de Hosbec, el dato de previsión para la semana del 19 al 25 de octubre se encontraba en un 25%.