El objetivo de esta iniciativa desarrollada por Dinapsis es activar los planes locales necesarios para minimizar las consecuencias y posibles daños personales y materiales

Fenómenos meteorológicos como Gloria o la DANA sufrida en la Vega Baja han causado estragos en diversos municipios de la provincia de Alicante durante los últimos meses. Dinapsis, el centro de innovación de Hidraqua y el grupo Suez, ha trabajado durante los últimos meses en el desarrollado de un protocolo para poder anticiparse a estos fenómenos, comunicando a los responsables municipales con días de antelación los posibles episodios de alerta meteorológica mediante informes personalizados de ámbitos comarcales y municipales

Estos informes combinan la información de herramientas innovadoras de Dinapsis y la interpretación de los datos a través de profesionales expertos en meteorología, a fin de informar a las autoridades competentes y activar las acciones oportunas para que, una vez estos fenómenos llegan a los municipios, se minimicen al máximo las consecuencias y daños causados, tanto personales como materiales. 

Esta iniciativa se ha llevado a cabo con motivo de las lluvias acontecidas desde el pasado verano en los municipios de Benidorm, La Vila, Orxeta, L’Alfàs, Polop y Finestrat, entre otros. Los representantes municipales de estas localidades valoran muy positivamente la información obtenida y la capacidad de respuesta que permite obtener esta información actualizada diariamente, desde los quince días previos a la fecha en la que se prevén los episodios meteorológicos.

Por lo que respecta a las herramientas innovadoras, Dinapsis cuenta con las tecnologías predictivas y de alerta WiCast y FloodAlert, desarrolladas por el grupo Suez e implantadas con éxito en multitud de municipios españoles.

WiCast permite integrar información meteorológica proporcionada por estaciones de medida y por radar para realizar predicciones de tormenta y fenómenos meteorológicos a largo plazo. Utiliza una interfaz web de información y predicción meteorológica para ubicaciones concretas del territorio. Es decir, es un servicio web que ofrece información en tiempo real de las condiciones meteorológicas actuales y futuras en espacios determinados, para lo que se usan datos de radar, modelos matemáticos y estaciones meteorológicas. 

FloodAlert predice los lugares en los que se producirían las acumulaciones de agua de lluvia en el territorio con horas de antelación para poder tomar decisiones en caso de emergencia.

Las alarmas que permiten configurar estas soluciones se establecen bajo unos parámetros que determinan la importancia del frente y el tiempo previsto para que llegue. A partir de este momento, se notifica a través de SMS o email a los responsables de la empresa para la puesta en marcha de los protocolos de actuación.

Imagen de la interfaz de WiCast

Además, las predicciones se visualizan a través de una aplicación web que mediante mapas y gráficos sencillos y vistosos muestran los datos detallados, ofreciendo en tiempo real todo lo que deparará la meteorología, para de esta forma, anticipar también el proceso de toma de decisiones ante una eventual emergencia.  

Toda esta información se combina con los datos obtenidos a través de AEMET y son analizados por meteorólogos a fin de obtener datos lo más exactos posibles.

Esta información se utiliza tanto para avisar a las autoridades oportunas para su conocimiento y apoyo en las gestiones necesarias para habilitar los municipios ante este fenómeno; como para que Hidraqua pueda ejecutar las acciones pertinentes para disponer de las instalaciones de pluviales en las mejores condiciones. Así, dependiendo del nivel de la alarma, se movilizan una serie de equipos, tanto propios como subcontratados que se encargan de las labores de inspección y maniobra sobre señalización, rejillas, vallado, etc. de las zonas o puntos más problemáticos.

“Estas herramientas permiten obtener previsiones semanales que nos permiten llevar a cabo la inspección y limpieza de los sistemas de drenaje en aquellas zonas con mayor propensión a la inundación. El objetivo es que los imbornales se encuentren en perfecto estado para el drenaje de las aguas pluviales, reforzando las revisiones ordinarias que vienen haciendo nuestros equipos para evitar problemas en zonas conflictivas. Por otro lado, las predicciones a dos horas vista, resultan sumamente efectivas gracias a las consultas con el radar meteorológico de alta resolución, que indica el alcance del frente de lluvia” según declara Antonio Sánchez, responsable del centro tecnológico Dinapsis.

“La información obtenida se traslada además a los responsables de los ayuntamientos en los que opera o con los que tiene contratado este servicio de previsión meteorológica. El fin último es poder ejecutar todas las actuaciones necesarias para mitigar los efectos que estos fenómenos suponen para las ciudades y que abarcan desde la disposición de todas las infraestructuras necesarias, cierre o actuación en zonas de riesgo, control y despliegue de las autoridades competentes a fin garantizar la seguridad de la ciudadanía, entre otros”, añade Sánchez.

Una vez estos efectos meteorológicos llegan a los municipios, desde la zona de operaciones de Dinapsis, Hidraqua controla en tiempo real, a través del Telemando, el estado de todas las instalaciones. Esto permite agilidad y rapidez de respuesta ante cualquier anomalía de la red.

Una vez que este episodio ha finalizado, se realizan informes que permiten analizar los tiempos y actuaciones ejecutadas y plantear opciones de mejora para futuros episodios meteorológicos.