Ha muerto Diego Armando Maradona, considerado por muchos como el más grande futbolista de toda la historia. Una leyenda forjada a base de actuaciones memorables y títulos insuperables. Recordamos el paso de Maradona por Alicante. Tanto como deportista como en otras ocasiones, en las que como en casi todas las facetas de su vida, también dejó huella.

Dos goles en el Rico Pérez durante el Mundial 82

Tanto Alicante como Elche fueron sede del Mundial de 1982, única ocasión en la que la máxima competición del fútbol internacional ha tenido hasta el momento lugar en España. El 18 de junio de ese mismo año, la selección de Argentina debutaba en el torneo ante Hungría, partido en el que Diego Armando Maradona consiguió marcar dos goles y dar una auténtica exhibición futbolística.

Escándalo en el Melía: 500.000 pesetas en destrozos

Menos gloriosa fue la siguiente visita que se recuerda de Diego Armando Maradona a Alicante. Fue en septiembre de 1996, y el astro argentino ya parecía encontrarse en plena deriva autodestructiva. Cuentan las crónicas que el futbolista decidió pasar una noche en la capital de la Costa Blanca, donde dio cuenta de una buena cena en el restaurante El Delfín, una de las referencias gastronómicas de la provincia en aquella época. Hasta ahí, todo bien. Después, se dirigió a una discoteca del centro, donde disfrutó del baile y alguna copa de Jack Daniel. El problema llegó cuando volvió al Hotel Meliá, entre el puerto y la playa de El Postiguet. Una avería en el ascensor alteró los ánimos del futbolista, que al quedarse encerrado montó en cólera. Un estado que se prolongó durante varias horas, hasta el punto de ocasionar múltiples destrozos en las instalaciones. Policía y Bomberos tuvieron que intervenir. El resultado: una factura de 500.000 pesetas, 3.000 euros al cambio de hoy día.