El alcalde de Alicante, Luis Barcala, tras ser la fuerza más votada en las elecciones municipales del 2019 en la ciudad de Alicante ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos. “Hemos mejorado los resultados del 2015, el PP ha ganado las elecciones como la fuerza política más votada y esto nos sitúa en una posición absolutamente privilegiada de cara a gobernar durante los próximo cuatro años la ciudad”.

El alcalde en funciones ha defendido que “ayer, en una jornada histórica, el Partido Popular ha ganado las elecciones a priori contra todo pronóstico porque después de los resultados de las Generales y las Autonómicas partíamos en franca desventaja y, tal como dije desde el principio, no era extrapolares los resultados de esas elecciones”.

Así el alcalde explicó que “lo que se percibía en la calle de cara a las Locales era algo distinto y nos planteábamos una campaña con el objetivo de conseguir la gran remontada, evitar el sorpaso que Ciudadanos pretendía de ser la segunda fuerza más votada, evitar la victoria del propio Partido Socialista que era el que partía con toda la ventaja en esta cita electoral y, además, había una tercera cuestión que era que en ningún caso el Partido Socialista y Ciudadanos obtuviera un resultado con mayoría absoluta para gobernar. Y se han cumplido todos los objetivos que teníamos”.

Tras realizar un balance de los resultados obtenidos Barcala recordó lo que dijo durante toda la campaña electoral “estamos preparados para gobernar si hace falta en minoría, como partido más votado”, al tiempo que resaltó que “si no se puede conformar una mayoría absoluta llegaremos al Pleno de investidura o bien para gobernar en solitario, o con un pacto de Gobierno que ya lo dije ayer yo lo ofrezco a Ciudadanos lo hice hace un año y no hago más que ser coherente con lo que hace un año vengo sosteniendo”.

Además el alcalde insistió en su voluntad de “reunirse absolutamente con todos los grupos que han obtenido representación en el Ayuntamiento de Alicante para la investidura y obtener su respaldo como Alcalde y eso incluye al Partido Socialista, Compromis, Podemos y Vox”.

Pero sobre el pacto de Gobierno el alcalde descartó a Vox e insistió en que “hemos gobernado en minoría con ocho podemos, y podemos gobernar con 14 con mucha más holgura es que esto no es el problema lo que hay que tener es la capacidad de sacar adelante el trabajo”.

“Todos sabemos que a través de la Junta de Gobierno es mucho el volumen de gestión que se saca adelante y por tanto es el trabajo del día a día el que lleva el peso de la gestión de la ciudad. Y el Pleno es muy importante para los asuntos trascendentales como son los urbanísticos, los de ordenanzas y reglamentos, por lo que es en el Pleno donde buscaremos el respaldo para obtener las mayorías para sacarlos adelante. Pero en el día a día lo hemos estado haciendo con ocho y cuanto más amplia sea la mayoría más trabajo podremos desarrollar”, subrayó el Alcalde.

Barcala ha destacado igualmente que ante la posibilidad de tener que gobernar en solitario «en esta campaña electoral hemos podido apreciar como eran muchos los puntos de encuentro en asuntos claves para la ciudad como la Limpieza, la próxima contrata de Basuras, el Transporte, los planes estratégicos para generar una industria digital implantada en Alicante, el desarrollo de los Polígonos Industriales, la lista es interminable de asuntos que eran muy coincidentes”.

«Los alicantinos han podido valorar la diferencia entre el año de gestión que hemos hecho, y los tres años de un gobierno tripartito que fue un absoluto desastre» manifestó el alcalde en funciones quien también resaltó que «todo el mundo era consciente que en un año no se podía arreglar absolutamente todo, pero sí generar confianza y actuar con la cercanía con que lo vengo haciendo desde el principio, desde que soy Alcalde, conocer los barrios y querer Alicante».

Luis Barcala ha reconocido no conocer las propuestas de Vox más allá de lo que han manifestado esta campaña y que «la Ley es clara, si nadie obtiene los quince votos necesarios para la investidura gobierna la lista más votada».

Por último el alcalde en funciones ha añadido que en ausencia de pactos «todo el mundo tendrá que explicar por qué no se respalda a la lista más votada», y se ha reafirmado finalmente en su forma de gobernar «nosotros vamos a seguir exactamente igual, aún teniendo una mayoría absoluta no voy a prescindir de la opinión de los demás, por eso los ciudadanos han respaldado el sentido común y no entrar en debates absurdos».