La obligatoriedad legal de llevar la mascarilla en espacios públicos todavía no está asimilada por igual en toda la población. Desde que dio comienzo el mes de agosto, agentes de la Policía Nacional han levantado 257 actas en la provincia de Alicante a otras tantas personas por no llevar mascarilla, la mayoría de ellas durante las últimas horas de la tarde y en la franja horaria nocturna. Esas 257 actas, sumadas a las 538 de Valencia y las 51 de Castellón, hacen un total en todo el territorio autonómico de 846 actas.

Además, se han producido tres detenciones por resistencia, una de ellas en la ciudad de Valencia, otra en Xirivella y la última este fin de semana en Castellón, tras la negativa reiterada de colocarse la mascarilla a requerimiento de los agentes, incluso en una de las actuaciones el detenido agredió y escupió a los policías.

También se han realizado, durante los dos fines de semana del mes, colaboraciones en numerosas inspecciones en locales nocturnos y de otros tipos, con la Unidad Adscrita y con Policía Local en las ciudades de Alicante, Benidorm, Valencia, Castellón, Sagunto, Gandía y Onteniente.