Más de 1.000 ciudadanos fueron amonestados por no llevar la mascarilla y 226 establecimientos fueron propuestos para sanción por sobrepasar el aforo y no respetar la distancia social

La Policía Local de Alicante ha levantado 2.334 actas de denuncia entre los meses de julio y agosto por incumplir diferentes aspectos de la normativa contra el COVID-19. De éstas, 998 corresponden a julio y 1.336 a agosto. El conjunto de estas propuestas de sanción se circunscribe a establecimientos, no llevar las obligadas mascarillas, la práctica del “botellón” o fumar en espacios públicos.

José Ramón González, concejal de Seguridad, afirma que “aunque pueda ser llamativa esa cifra, y mejor hubiera sido que fuera menor, se trata de un porcentaje muy mínimo de incumplimientos. Eso teniendo en cuenta el aumento de la población en Alicante en los dos meses principales del verano. Analizadas esas cifras desde otro punto de vista hay que afirmar que un alto porcentaje de la ciudadanía ha cumplido las directrices en materia sanitaria para evitar la propagación del coronavirus”.

Las actas en establecimientos sumaron un total de 226 en julio y agosto. 59 en el primer mes y 167 en agosto. El mayor número de ellas se debieron, principalmente, a sobrepasar el aforo permitido y a no controlar, por parte de los propietarios, la distancia social entre los clientes.

Agosto fue el mes en el que aumentaron las denuncias de la Policía Local por no llevar mascarilla. De las 888 de julio se pasó a las 1.011 del pasado mes.

El número de denuncias por la práctica del “botellón” se dobló en agosto respecto a julio. Si en este mes fueron 51, en agosto llegaron hasta las 115 para totalizar 166. Según fuentes de la Policía Local, el hecho de que la oferta de ocio nocturno tuviera que cerrar a las 01:00 horas desde el 18 de agosto atendiendo a las indicaciones de la Generalitat, posibilitó que el consumo de alcohol en la vía pública aumentara en lugares como las calas del Cabo de Huertas y en las playas como La Almadraba, Albufereta, Postiguet y San Juan. “Así, nos hemos visto obligados a reforzar el servicio de fin de semana para sancionar esta práctica ilegal”, precisa el edil.

Finalmente, la prohibición de fumar en espacios públicos, vigente también desde el martes 18 de agosto, ha supuesto 43 actas de denuncia por parte de los efectivos de la Policía Local.