Los agentes policiales también vigilan el confinamiento en las partidas rurales y realizan controles en Rebolledo,  Alcoraya  y Verdegás.

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que la Policía Local de Alicante ha comenzado a controlar el tiempo que duran los paseos de los perros en los parques y avenidas emblemáticas de la ciudad, y piden a los ciudadanos que extremen las medidas y no salgan de sus casas para frenar los contagios y poder  hacer frente al COVID.

La Policía Local ha observado y recibido quejas y denuncias de personas que salen a pasear el perro y están toda la mañana, y por ello van a establecer vigilancias para que el perro no sea la excusa de saltarse el confinamiento, y se comprobará que se encuentran cerca de sus viviendas, y también inciden en que no se permite quedar con otros dueños de mascotas y pasearlo juntos.

La Policía recuerda que cada vez que salimos a la calle estamos poniendo en riesgo a nosotros y a los demás porque podemos portar el virus y contagiar a las personas con las que entremos en contacto, y la inmensa mayoría cumple por ello es necesario que los dueños de los perros también lo hagan y se conciencien que “no se puede estar paseando al perro más de diez minutos”.

La Policía Local de Alicante ha continuado con los dispositivos fijos y móviles y ha puesto esta mañana controles de vehículos en los accesos de la ciudad así como de personas por la vía pública en el barrio de Carolinas, Santa María Mazarrello, Avenida de  Jijona, Jovellanos, Denia, Villafranqueza, Padre Esplá Gadea, Federico Soto y General Marvá, donde se han identificado a 250 personas, parado a 453 vehículos inspeccionados, denunciando a un total de 17 personas.

Los agentes policiales también vigilan el confinamiento en las partidas rurales y realizan controles en las partidas de Rebolledo,  Alcoraya  y Verdegás.

Por ello, el cuerpo de Policía Local vuelve hacer un llamamiento para superar esta crisis y salvar vidas, y piden a todos que permanezcan en casa para no poner en riesgo vidas por la negligencia de unos pocos que deciden incumplir el deber de confinarse en sus viviendas, y agradecen a la inmensa mayoría que cumple con las medidas.

Asimismo los agentes policiales han acudido a denuncias de particulares para sancionar los incumplimiento de las medidas establecidas en el decreto de Estado de Alarma del Gobierno para hacer frente al COVID-19.

La Policía Local ha multado a una persona que ha quitado la cinta policial y entrado a una zona acotada en la Plaza de América, a una persona paseando por el castillo  de San Fernando a una pareja con tres hijos  jugando al  futbol en la avenida de  Santander, a una funcionaria que quería acceder al Instituto Nacional de la Seguridad Social, y tras comprobar que no está justificado el acceso y tener un conflicto con vigilante jurado que custodia las instalaciones por no permitirle el acceso ha sido sancionada. Y se disuelve un grupo de personas reunidas en Alfonso X el Sabio y otro en José Gil Muñoz, y a dos personas paseando el perro  durante una hora en Vicente Alexandre.

Asimismo durante la tarde noche de ayer continúan las denuncias y las quejas de ruido y música alta en viviendas en las calles Suiza, Benissa, avenida de Alcoy, se interviene fiesta en ático comunitario en la calle Calvario y en Cardenal Francisco Álvarez.

También te puede interesar: