La denuncia de un particular y la rápida intervención de los agentes de Policía Local y Nacional fue decisiva para conseguir detener a los presuntos autores de este robo con violencia

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la Policía Local y los Agentes del Cuerpo de Policía Nacional han detenido a seis personas, todos hombres y de nacionalidad francesa de entre 23 y 29 años, como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación.

Según fuentes policiales los hechos han ocurrido esta madrugada sobre las 5.40 horas, cuando agentes de la Policía Local se encontraban realizando un control estático en el Paseíto Ramírez y son informados por una persona que se estaba produciendo una reyerta.

Los Policías de inmediato se dirigieron al lugar de los hechos observando a su llegada a un varón, que es la víctima tendida en el suelo, y a varios jóvenes que comienzan la huida hacia Virgen del Socorro sentido al Castillo, momento en el que se incorporan al operativo una dotación de la Policía Nacional.

Con el rápido dispositivo policial organizado compuesto por varias dotaciones de la Policía Local y Nacional se logró detener en una primera intervención a la altura de la Plaza Topete a los cinco presuntos responsables de este robo, al distribuirse e interceptarlos, evitando así su huida. Además, el sexto implicado fue localizado por un Policía Nacional escondido tras un muro en un callejón en la calle San Cayetano, portando el teléfono móvil y más de quinientos euros.

Asimismo, otro indicativo permaneció con la víctima, un hombre de 35 años y nacionalidad lituana, y se entrevistó con el denunciante para recabar toda la información necesaria, el cual manifiesta que le han rodeado, agredido y sustraído la cartera con el dinero y el teléfono móvil, y presenta lesiones en pómulo, rodillas y dedos.

Por tales hechos estas seis personas fueron informadas de los derechos que les asisten y detenidas por los agentes policiales por un presunto de delito de robo con violencia e intimidación, y posteriormente trasladados a dependencias policiales.