Una torre defensiva del siglo XVI, un yacimiento en una pequeña península de más de 5.000 años de antigüedad, y un área anexa por excavar donde ya se han documentado factorías y otras instalaciones romanas, convierten al paraje de La Illeta de El Campello en un conjunto arqueológico junto al mar de primer orden y único, con unas posibilidades culturales y turísticas a las que ha han puesto el ojo tanto el Ayuntamiento local como la Diputación Provincial. Ambas instituciones se han comprometido en un interesante proyecto de musealización que ya es noticia aun antes de actuar.

EL YACIMIENTO

Se trata de un yacimiento, propiedad de la Diputación, en el que confluyen varias civilizaciones y culturas, desde la Edad de Bronce hasta la romana, pasando por la ibérica. Es, sin duda, de los más importantes del Mediterráneo, sobre unos terrenos que quedaron separados de la costa por un terremoto en fecha desconocida,  que por los años treinta del pasado siglo nuevamente se unieron a tierra artificialmente. 

Las primeras excavaciones se llevaron a cabo por Figueras Pacheco entre los años 1931 y 35 y, ya en la década de los 70, por Enrique Llobregat. Estos trabajos dieron como resultado la confirmación de la existencia en este lugar de distintas civilizaciones y culturas, concluyendo que estamos ante un yacimiento de más de 5.000 años de antigüedad.

De época ibérica, se han encontrado vasijas, armas, tumbas y restos de cerámica, así como singulares edificios que nos hacen pensar en la existencia de una importante actividad productiva y comercial relacionada con otras culturas del Mediterráneo entre los siglos II y IV A.C.

De época romana se ha encontrado unas pequeñas termas que pertenecerían a una villa agrícola desaparecida y, vinculada a ésta y a otras cercanas, unos viveros cortados en la roca. A pesar de la erosión, aún se pueden distinguir las balsas, comunicadas con el mar, en las que eran criados los peces. Estas construcciones (els Banyets) dan nombre al yacimiento ya que según la tradición oral eran los baños de una reina mora.

El yacimiento está  supervisado por el Museo Arqueológico de Alicante (Marq), quien se encarga de su musealización, y que ahora ha decidido que las visitas sean gratuitas.

LA TORRE

Justo al lado se encuentra una torre que fue construida entre los años 1554 y 1557, para prevenir a la población de los ataques de los piratas berberiscos que acosaban continuamente nuestras tierras, saqueándolas y causando grandes destrozos y temor en toda la población. 

El Virrey de Valencia, don Bernardino de Cárdenas, Duque de Maqueda, ordenó la construcción de todo un sistema de torres vigías. Las dotó de cuatro hombres en cada una: dos de a pie y dos de a caballo. Así pues, en el momento en que se divisaba algún barco pirata, los hombres de a caballo cabalgaban rápidamente a avisar a las autoridades cercanas del peligro inmediato, mientras que los hombres que quedaban en la torre se encargaban, mediante señales de humo por el día y fogatas por la noche, de alertar a las demás torres del avistamiento invasor.

Esta torre está construida en forma de cono truncado, su diámetro es de seis metros en la base y cinco en su parte más alta, la puerta de entrada está situada en su parte media, por lo que para acceder a ella era necesario una escalera “de gato” o cuerda. Su interior es macizo desde la base hasta la altura de la puerta, y desde ella se accede hasta la terraza mediante una escalera interior. Fue declarada Bien de Interés Cultural y restaurada en el año 1991.

ACTUACIONES

Las campañas de excavaciones en el yacimiento son constates, sufragadas por Diputación, y el Ayuntamiento de encarga de la conservación de la Torre. Ambas instituciones ya han hablado para dar forma a un gran parque arqueológico que incluida un Centro de Interpretación que ocupa un edificio que durante décadas se ha utilizado como cuartel de la Guardia Civil.

No hay fecha, pero el acuerdo parece que es firme y en los próximos años pude ser una feliz realidad que sin duda potenciará cultural y turísticamente El Campello.

También te puede interesar: