La Guardia Civil de Alicante puso en marcha el pasado 15 de junio la campaña de control de motos náuticas para el verano 2021, que se desarrollará, específicamente, por parte del Servicio Marítimo y por las Unidades Territoriales que cuenten con demarcación de costa y otras zonas de recreo en las que se lleve a cabo la actividad.

Con el objetivo de mejorar la seguridad de los usuarios de este tipo de embarcaciones, así como la de los bañistas y personas que visitan nuestras costas en el periodo estival, la Guardia Civil de Alicante, ha puesto en marcha desde el pasado 15 de junio una campaña de control de motos náuticas.

Tradicionalmente se limitaba a las zonas costeras, pero en la actualidad se extiende a todas las localidades en las que existen pantanos, embalses o lagos, donde también se realizan actividades recreativas de este tipo.

Los agentes encargados de llevar a cabo este control, comprueban entre otros, los certificados de navegabilidad, el justificante de pago de la prima del seguro en vigor y que se cumplan los requisitos para conducirlas. Así mismo, verifican que se desarrolle la actividad en los espacios habilitados para ello.

Por otro lado, se realizan inspecciones en los establecimientos y negocios relacionados con este ámbito, con el fin de concienciar tanto a los profesionales como a los usuarios esporádicos para que se lleven a efecto de forma adecuada. La Guardia Civil desea recordar a los usuarios la necesidad de que se cumplan las normas de navegación, y advertir de la obligatoriedad de respetar los límites de la zona de baño. Teniendo en cuenta que es obligatorio portar la documentación, y mostrarla a los agentes en caso de que sea requerida.

También te puede interesar: