La Guardia Civil ha detenido en la localidad de Villena (Alicante) a un varón de 21 años como el presunto autor de un delito corrupción de menores y otro delito contra la intimidad y la propia imagen, al contactar mediante tecnología con menores de 16 años.

El detenido embaucaba, presuntamente, a menores prepúberes (edad cercana a los 13 años) a través de las redes sociales y de aplicaciones de mensajería, para que le remitieran imágenes de índole sexual a cambio de una cantidad de dinero que oscilaba entre los 200 y los 500 euros.

Los investigadores determinaron que este individuo se valía de los perfiles públicos de chicas menores de edad en las redes sociales, para después suplantar su identidad, hacerse pasar por una menor más y establecer un vínculo de confianza con sus posibles víctimas.

Pasado un tiempo, aprovechaba esa confianza para pedirles material fotográfico y videográfico, en actitud sexual explícita e incluso intentaba concertar citas presenciales, para intentar mantener relaciones sexuales con ellas. Afortunadamente, ninguna de estas citas se llegó a materializar, ya que pudo ser detenido antes de que se produjeran.