El EDOA de la Guardia Civil de Alicante (Equipo contra la delincuencia organizada y antidrogas), en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han desarticulado una banda criminal dedicada al tráfico de drogas que operaba desde hace dos años en España.  

Los autores tenían dadas de alta varias empresas de distribución alimenticia en diversas localidades de la provincia de Alicante y enviaban sus camiones de mercancía a diferentes países de la Unión Europea. Estas empresas funcionaban como tapadera, dado que el total de ingresos de los detenidos provenía del tráfico de droga. 

Ocultaban la droga en unos cajones de madera de más de 300 litros de capacidad, alojados en el centro de un palé y que forraban de paquetes de alimentos de diversas marcas: patatas fritas, zumo, e incluso lechuga. Los productos alimenticios se disponían de forma perfectamente ordenada alrededor del cajón, aparentando ser un palé cargado exclusivamente de mercancía legal. Los palé manipulados, se disponían entre otros que iban cargados sólo con alimentos. La marihuana, envasada al vacío en bolsas de plástico, la introducían en cajas de cartón, y posteriormente en el interior de los cajones, evitando así ser detectadas desde el exterior. 

Se trataba de una banda de ámbito internacional que importaba materia prima de Colombia y cuyo destino final eran distintos países de la Unión Europea, a los que distribuían marihuana. 

La investigación que se ha llevado de forma coordinada entre la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, y que ha durado más de un año, se ha ejecutado en distintas fases, en las que se han intervenido numerosas cargas.

En  una de las fases, el pasado mes de agosto, se realizó una inspección conjunta en la que se intervinieron 100 kilogramos de marihuana ocultos entre paquetes de zumos de frutas

Durante la localización de los supuestos autores, los agentes averiguaron que uno de los principales objetivos se encontraba fugado en Ecuador, donde efectuaba contactos con narcotraficantes del país y visitaba laboratorios situados en medio de la selva

A lo largo de esta ardua investigación se han registrado 7 viviendas, y se han intervenido 410 kilogramos de marihuana y 281.000 euros.   

Han sido detenidas un total de 17 personas: 16 varones y una mujer, de entre 24 y 53 años de edad, de nacionalidades colombiana, ecuatoriana, holandesa, polaca, marroquí y española. Todos ellos han ingresado en prisión.

Los alimentos intervenidos en las distintas actuaciones han sido entregados al Banco de Alimentos, para su aprovechamiento.