En el marco de la Operación Uzurpator, la Guardia Civil de Alicante ha detenido a 3 personas como presuntos autores de diversos delitos de  hurto, estafa, usurpación de identidad y falsificación de documentos, realizados de forma continuada. Operaban desde hace un año en las provincias de Alicante, Albacete y Murcia. 

Tras recibir la denuncia de un ciudadano al que le habían robado la cartera con su documentación, y al que posteriormente habían estafado dando de alta un contrato a su nombre sin su consentimiento, la Guardia inició una investigación. En una operación conjunta entre el Puesto de San Juan y Jijona, los agentes localizaron a la persona que había robado la cartera al denunciante. Se detuvo al presunto autor de los hechos: un carterista residente en la localidad de Elda. Los agentes emprendieron entonces un exhaustivo estudio de la actividad del delincuente y poco después averiguaron que no se trataba de un caso aislado, sino que había más perjudicados a los que les había ocurrido algo similar.  

Después de las primeras indagaciones, los agentes constataron que se trataba de una banda perfectamente organizada en la que operaban 3 personas. 

El primero de ellos, el carterista detenido en Elda, se dedicaba a robar la documentación aprovechando el descuido de sus víctimas y fue detenido en la primera fase de la operación. Una vez que éste conseguía los documentos de identidad originales, los vendía al líder del grupo, que era el encargado de suplantar la identidad de los perjudicados. 

Haciéndose pasar por los titulares de los documentos, el cabecilla, que residía también en Elda, daba de alta préstamos financieros, contratos de telefonía, y adquiría mediante financiación artículos de tecnología como teléfonos móviles, tabletas digitales, televisores, etc. También hacía pagos en salones de juego y bingos de las localidades de Elda y Alicante. 

Las suplantaciones de identidad, las realizaba siempre por Internet y designaba para los envíos direcciones de correo falsas. Además, las cuentas en las que ingresaba los beneficios obtenidos eran un total de 15 y estaban dadas de alta en diferentes entidades. Este modus operandi hacía más complicada aún su localización.

El tercer implicado, residente en Elche, había sido en el pasado, el titular de una gestoría en esa misma localidad, y se aprovechaba del acceso a identidades reales que había manejado en la oficina y que vendía al cabecilla para que, posteriormente él pudiera proceder del mismo modo que hacía con los documentos de identidad robados por el carterista. 

Una vez que fueron estudiadas todas las denuncias que estaban relacionadas y se identificó plenamente a los autores, se comprobó que operaban en distintas localidades de Alicante, Albacete y Murcia. 

Han sido detenidos 3 varones de 36, 40 y 63 años de nacionalidad española, a los que se les atribuyen 65 delitos continuados de hurto, estafa, usurpación de identidad, falsificación de documentos y pertenencia a grupo criminal. Otras 6 personas han sido identificadas y encausadas como presuntos colaboradores puntuales de la banda. Habían estafado un total de 80.000 euros. Son 7 los ciudadanos perjudicados. 15 cuentas bancarias, que habían sido dadas de alta por los delincuentes para ingresar los beneficios obtenidos con su actividad criminal, han sido interceptadas. 

Los detenidos cuentan con numerosos antecedentes por los mismos hechos. Han sido puestos a disposición judicial y han quedado en libertad con cargos. Uno de ellos, el líder, se encuentra en la actualidad con medidas de vigilancia. 

La Guardia Civil recuerda la importancia de presentar formalmente una denuncia ante el Puesto más cercano en los casos de sustracción de la documentación de identidad.