SELMA Millenary Olive Oil, el aceite de oliva virgen extra concebido y desarrollado por el empresario alicantino Joaquín Selma, ha sido reconocido como uno de los mejores productos de su categoría. Concretamente entre los AOVE orgánicos, recibiendo la medalla de plata de los Premios Global Olive Oil que se han fallado en Berlín (Alemania), un certamen en el que se han evaluado 764 muestras de 22 países distintos. 

La empresa alicantina, con sede administrativa y logística en Guardamar del Segura (Alicante), ve así valorada nuevamente su apuesta por el desarrollo de un producto de calidad premium, que no sólo le está proporcionando una excelente crítica por parte de reconocidos especialistas del mundo de la gastronomía en general y del aceite en general, sino también abriendo las puertas de exigentes mercados internacionales. 

“Se trata de una excelente noticia en unos tiempos complicados para todos, en los que el consumo lógicamente se ha contraído debido a las dificultades experimentadas por la hostelería para llevar a cabo su actividad. Esperemos que sea un punto de inflexión para todos en la ansiada recuperación”, asegura Joaquín Selma. 

La medalla cosechada en Berlín se une a una ya amplia lista de reconocimientos, entre los que se encuentra el oro al mejor aceite de la Península Ibérica de los premios Mezquita, el premio Elio Berhanyer al mejor diseño y vestido de AOVE o el premio ARMONÍA de la Cámara de Comercio de Parma (Italia)  al mejor packaging e impacto comunicativo, entre otros. 

Contribución a la mejora social del entorno

Desarrollado a partir de una excelente materia prima y un delicado cuidado por el detalle, además de un vanguardista diseño obra de la italiana Monica Armani, SELMA también destaca por su actividad social. Especialmente en la provincia de Alicante y la Vega Baja, donde tiene su sede. 

Por iniciativa de Joaquín Selma, la marca contribuye con donación de producto a causas solidarias como Alicante Gastronómica, los afectados por la DANA, así como a colectivos en riesgo de exclusión social. 

Del mismo modo, es colaborador habitual del Festival de Cine de Alicante, así como del piloto Alberto Ferrández, natural de Cox y que compite en el Mundial Junior de Motociclismo.