Miguel Angel Pavón, portavoz del grupo municipal Guanyar Alacant, asegura que su formación está valorando «seriamente» denunciar en Fiscalía las obras de la nueva oficina de turismo del Puerto de Alicante por un presunto delito urbanístico.

«En julio del año pasado recurrimos en reposición la aprobación del proyecto básico y de ejecución y el equipo de gobierno no resolvió nuestro recurso. Es una aberración la estructura que se está construyendo, tapando la visión de edificios protegidos como la Aduana, la Casa Carbonell o el propio Castillo de Santa Bárbara, cuyo plan especial de protección ha sido obviado», asegura.

«Además de estructura provisional o desmontable no tiene nada. Se trata de un capricho unilateral más de Echávarri que el PP de Barcala y De España y el PSPV de Ximo Puig han hecho suyo de forma inexplicable. Y del presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, no podemos esperar nada al ponerse de perfil en este tema», añade.

«Todo ello habiendo un proyecto municipal para ubicar la oficina en la isleta verde situada frente a la plaza del Mar, además de otro proyecto elaborado por un arquitecto externo que fue igualmente tirado a la basura. Un completo despropósito que debería valorarse desde Fiscalía», concluye.