El Ayuntamiento de Elche ha finalizado la retirada de los tres mosaicos del Misteri d’Elx de la Plaça de Baix. Las tres piezas, inspiradas en bocetos de la obra de Sixto Marco, se han trasladado al almacén municipal mientras se busca su nueva ubicación. La concejala de Urbanismo, Ana Arabid, asegura que “la idea es colocar los mosaicos en la puerta principal de Santa María o a lo largo del recorrido que realiza el Cortejo del Misteri. Pensamos que el lugar idóneo es el entorno de la basílica”.

El arquitecto municipal y redactor del proyecto, Julio Sagasta, ha informado de que el primero en retirarse fue el que se instaló más recientemente porque ya contaba con un armazón metálico.

«Con los dos restantes hemos tenido que cortar con un hilo de diamante para separarlos del suelo y ya añadir el armazón para que al sacarlos no se partieran”, ha añadido Sagasta. Posteriormente, los mosaicos se han traslado hasta el almacén municipal en un camión acondicionado para el transporte con elementos amortiguadores.

Los tres mosaicos han sido realizados por los artistas ilicitanos Antonio Soler, María Dolores Mulá y Sixto Marco en torno a bocetos sobre dibujos del Misteri sobre el propio Sixto. Las tres obras, colocadas la primera de ellas en 2002 y la última en 2009, se emplazarán ahora a una nueva ubicación más relacionada con el Misteri d’Elx.