Casi 700 años después, Cocentaina vuelve a iniciar el mes de noviembre con su más arraigada tradición: la Fira de Tots Sants. Fundada en el año 1346, la feria ha celebrado este 2019 su 673 aniversario con una nueva dosis de lo que lleva cerca de siete siglos manteniéndola con una inmejorable salud: una inigualable mezcla de artesanía, modernidad, una programación con actividades para todos los gustos y un balance de inmenso impacto para el municipio. Poco menos de medio millón de visitantes en apenas tres días.

La Fira de Tots Sants, en su edición de 2019, se extendió entre los días 1 y 3 de noviembre. Los caprichos del calendario quisieron que el festivo fuese viernes, pegado al fin de semana: un día menos de feria que el año pasado, pero ni un ápice menos de intensidad. De media, cada uno de los días el recinto ha recibido a más de 160.000 personas, con buenas sensaciones para la hostelería y con un gran respaldo por parte del público.

Además de un gran evento anual y de una fiesta de Interés Turístico Internacional, la feria es un ejemplo en sí mismo de evolución. Un evento que en su origen tenía un carácter agrícola y caballar pero que ha sabido adaptarse a cada época de sus cerca de 700 años de vida para perpetuarse como el gran reclamo de Cocentaina y como uno de los más célebres supervivientes de la era medieval no solo en Alicante, sino en toda España.

En un municipio que apenas supera los 11.000 habitantes, centenares de miles de personas prácticamente colapsan todos los accesos y aprovechan el festivo del 1 de noviembre y sus días posteriores para visitar esta feria, que en esta edición fue inaugurada por Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades. La visita ministerial, que también fue acompañada por Ximo Puig y otros cargos autonómicos y locales, no se producía desde el año 2011, cuando la entonces ministra Leire Pajín participó en la inauguración de la 665º edición.

¿Impacto económico?

Pese a la dilatada trayectoria del evento, la Fira de Tots Sants de Cocentaina todavía no cuenta con un estudio oficial sobre el impacto económico que genera. Más allá de sus balances de ingresos y gastos corrientes, que se publican anualmente en informes en la página web oficial de la feria, un solo dato -más allá del número de visitantes- permite dimensionar lo que la feria supone para el municipio: 52 millones de euros en productos expuestos.

El producto, repartido en 750 expositores, solo es a estas alturas de la historia de la feria un foco más de atracción entre un amplísimo surtido de imanes para visitantes. Las tradicionales atracciones caballares, la artesanía o sus productos medievales son ahora parte de un todo que engloba mucho más: food trucks, deporte al aire libre, espacio especialmente dedicado a la innovación y un zoco árabe.

Por supuesto, con siglos y siglos de trayectoria detrás, el principal rasgo distintivo de esta feria es la supervivencia, conseguida en base a la adaptación. Ejemplo de ello es la app oficial del evento: mucho más que una web en formato móvil disfrazada de aplicación, un recurso que poco a poco se convierte en imprescindible para disfrutar de la experiencia completa.

Tecnología al servicio de la tradición

La aplicación para móviles no es una mera anécdota ni un pin que la organización haya querido ponerse en la solapa: es útil, práctica y funciona. Ofrece múltiples opciones y permite realmente interactuar con el evento. Con ella, todas las personas que visiten la Fira pueden no solo disponer del programa de actividades y cualquier dato necesario, sino acceder a la geolocalización de aquello que buscan dentro del recinto, un modo de juego con selección de personajes, conseguir regalos y otras muchas funcionalidades.

Un año más, las catas gastronómicas, conciertos, certamen coral, representaciones y el mundo medieval por descubrir en Cocentaina se han convertido, durante los días de la Fira de Tots Sants, en el epicentro del turismo de la Comunidad Valenciana. Cerca de siete siglos de historia con un denominador común: la buena acogida del público.

También te puede interesar

Castillos de Alicante que debes visitar