Benidorm y otros destinos de la provincia tratan de estimular la demanda del mercado nacional para salvar un año marcado por la pandemia

El sector turístico se resiste a dar por perdida la temporada y sigue batallando en esta primera quincena de septiembre por conseguir unos datos que hagan que el verano 2020 sea menos catastrófico de lo esperado. Hosbec, la asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana, ha hecho públicos sus últimos datos en un informe que recopila los resultados de la actividad hotelera en este atípico final de temporada alta.

Benidorm resiste

Los hoteles de Benidorm han registrado en la segunda semana del mes de septiembre (del 7 al 13 de septiembre) una ocupación del 39%, un dato que coincide con los registros de la semana previa y que demuestra que el sector hotelero sigue esforzándose en una temporada muy atípica, en la que hay alrededor de 20.000 camas disponibles, lo que significa que alrededor del 60% de la planta hotelera está en funcionamiento.

Durante el mes de septiembre la oferta hotelera será más reducida de lo habitual, ya que muchos hoteles se verán obligados a cerrar. A pesar de ello, los hoteles que permanecerán abiertos esta semana, prevén alcanzar un 33% de ocupación.

Los apartamentos turísticos registran durante la semana 37 del año un 21% de ocupación, mientras que los campings vuelven a lograr el dato más destacado con un 69%.

Buen dato en la Costa Blanca

Aunque la Costa Blanca continua acumulando uno de los mejores registros de ocupación de las zonas analizadas, los hoteles también han sufrido una caída respecto a la semana anterior con un 44% de ocupación media semanal, 7 puntos menos que en la primera semana de septiembre, contando con alrededor del 70% de la planta hotelera abierta, unas 25.000 camas.

El mercado nacional sigue predominando con un 88% y los datos de previsión para esta semana no superan el 31% en estos momentos.

Toca salvar la temporada

La industria turística de la Comunidad Valenciana se resiste a dar la temporada por perdida, y el «esfuerzo titánico» que se está haciendo por estimular la demanda (casi en exclusiva de carácter nacional) está teniendo sus frutos, aunque sean muy diferentes a lo habitual en años anteriores. Según asegura Hosbec, lo positivo es «detectar que la demanda sigue existiendo«, sobre todo durante los fines de semana en los puntos turísticos más vacacionales, lo que posibilita el manteniendo de actividad turística durante este mes de septiembre. 

Pero los hoteleros valencianos lo tienen muy claro. Tal y como ha declarado Toni Mayor, presidente de Hosbec, «urge de forma inmediata tomar medidas para el levantamiento de medidas restrictivas sobre todo en el ámbito de la Unión Europa y Reino Unido. Estas medidas son absurdas en un escenario en el que se tiene que actuar con mucha precisión, generosidad y criterios económicos que permitan recuperar esta normalidad en la que queremos trabajar. En los últimos seis meses hemos acumulado mucha experiencia para trabajar en las actuales circunstancias y creemos que podemos hacerlo con cierto éxito. Pero necesitamos que levante las cuarentenas, prohibiciones generales y limitaciones a Lla libre circulación de las personas».