Expertos en medicina preventiva del Hospital Clínica Benidorm desarrollan el Protocolo de Seguridad en la cadena hotelera Magic Costa Blanca 

Colaboración absoluta, efectiva y segura entre el sector turístico y el sanitario. El protocolo de prevención que ha decidido implantar para el reinicio de la actividad la cadena hotelera Magic Costa Blanca (con 12 establecimientos en la Comunidad Valenciana, 8.505 camas en gestión directa y hasta 1.875 empleados en temporada alta), está diseñado, dirigido y supervisado por expertos en medicina preventiva del prestigioso Hospital Clínica Benidorm, un centro de asistencia médica de referencia sobre todo entre la población extranjera y turistas, con más de 35 años de trayectoria profesional en la capital turística por excelencia de la Comunidad Valenciana.

Los trabajos han comenzado ya, para ajustar las instalaciones a las medidas de seguridad e higiene que dictan las autoridades sanitarias, además de las autoimpuestas para reiniciar la actividad turística en el momento en que se permita el tránsito de personas entre provincias.Magic retomará la actividad con el estricto cumplimiento de un protocolo (en constante actualización), que engloba todas las normas que certifiquen la minimización de riesgos higiénicos y sanitarios, para asegurar así a los clientes las máximas cotas de se guridad, confianza y garantía durante sus vacaciones.

Ese protocolo incluye las normas dictadas por el Instituto Tecnológico Hotelero de España (ITH) y el Instituto de Calidad Turística de España, y se enriquece con una serie de medidas propias, supervisadas permanente por los expertos de la Clínica Benidorm.
Se cumplirán los más exigentes requisitos higiénico-sanitarios, y se establece un sistema de autocontrol que va más allá de lo que dictan las autoridades y establece la normativa. “Ahora más que nunca trabajamos para garantizar que nuestros clientes disfrutarán de unas vacaciones mágicas y seguras”, apunta Javier García, vicepresidente ejecutivo de la cadena.

Se trata de una alianza en la que ambas partes ponen al servicio de la seguridad las nuevas tecnologías en todos los hoteles, como sistemas avanzados de desinfección y permanente depuración del aire.