Paso adelante importante en la tramitación administrativas del plan urbanístico “Ensanche Levante” de Benidorm, que completará una parte importante de la trama urbana de la ciudad turística con el desarrollo de 575.000 metros cuadrados en la zona de mayor proyección del municipio.

Una vez superado el proceso de información y participación pública de la Versión Preliminar del Plan Parcial y sus estudios complementarios, los técnicos municipales señalan que el planeamiento se ajusta a la legalidad urbanística valenciana y el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en vigor, y hace suyas las resoluciones previas adoptadas por la Generalitat y el propio Ayuntamiento de Benidorm. Esa valoración ha sido determinante para que ese documento haya sido informado favorablemente en febrero por el Consistorio en comisión informativa, emplazando a los promotores, integrantes de una Agrupación de Interés Urbanístico (AIU), la presentación de la propuesta definitiva del Plan Parcial.

El siguiente paso será someter el planeamiento  de nuevo a exposición pública, incorporando las alegaciones aceptadas y cuantas recomendaciones han trasladado las administraciones autonómica y nacional. Los propietarios de la mayor parte del suelo afectado, integrados en una Agrupación de Interés Urbanístico (AIU), calculan que para el segundo semestre de 2021 podría estar lista toda la documentación, lo que permitirá que la aprobación definitiva del Plan Parcial llegue a final de año.

ALEGACIONES

Tras el primer periodo de exposición pública se presentaron un total de 8 alegaciones de particulares, entre las que figuran las planteadas por Iberdrola y Redes Eléctricas, sobre las que se ha informado favorablemente. Las otras 6 han sido desestimadas por muy diversos motivos, que van desde no haber sido planteadas en el momento procedimental adecuado (ya que serán resueltas en la “Versión Final“ del proyecto), a cuestiones ya resueltas o alegar falta de documentación que realmente constaba en el expediente.

El hecho de que la ordenación que está promoviendo la AIU se inspira al 100% en las bases y criterios municipales, justifica el respaldo del Ayuntamiento, y permitirá que a corto y medio plazo se desarrolle un área de la trama urbana de Benidorm ahora muy deteriorada y degradada en extremo en algunas zonas.

Ensanche Levante, ejemplo de sostenibilidad, contempla además un fuerte componente turístico, dado que ampliará considerablemente la planta hotelera del municipio, la oferta de apartamentos turísticos, promociones residenciales y vivienda pública y dotaciones públicas de todo tipo, además de amplias zonas verdes y viales anchos, modernos y funcionales.

Tras muchos años de paralización, trámites administrativos infructuosos, polémica tras la aparición de ‘okupas’ en la mayor parte de las fincas, y una absoluta degradación del territorio, el proyecto urbanístico puede ser realidad en relativamente poco tiempo. El Plan establece una altura  de referencia para el uso residencial turístico de 20 plantas (acorde con el entorno y skyline de Benidorm), lo que permite que la edificación pueda limitarse a una ocupación del 30%, siendo obligatorio que al menos el 50% de la parcela tenga la consideración de suelo permeable. Esto quiere decir que realmente ocupado por la edificación no habrá más de 60.000 metros cuadrados en todo el ámbito, lo que supone un poco más del 10% de la superficie total del sector.

También te puede interesar: