Con todas las medidas de seguridad y sanitarias dispuestas, las instalaciones convenientemente desinfectadas hasta el último rincón, y muchas, muchas ganas de volver a la normalidad, la cadena Magic Costa Blanca, con hoteles en Benidorm, su área de influencia y Gandía (Valencia)ha reanudado su actividad en este mes de julio en cinco de sus establecimientos: un total de 1.196 alojamientos que se ponen en el mercado con el convencimiento de que los clientes nacionales y extranjeros se mantendrán fieles al destino turístico puntero en el Mediterráneo español.

De facto, desde que el Gobierno de España anunciara la apertura de fronteras y el espacio aéreo a partir del 1 de julio, se ha registrado un aumento de las reservas, y las consultas telefónicas y telemáticas para interesarse por condiciones sanitarias, precios y promociones se han disparado hasta en un 400% en las últimas semanas.

Magic Costa Blanca lo ha dispuesto todo. Uno de los “buques insignia” de la cadena, el resort de última generación Magic Robin Hood (470 cabañas), inauguró temporada el 22 de junio. Unos días después volvieron a estar operativos los establecimientos “ Villa del Mar” (108 habitaciones en primerísima línea de la playa de Poniente de Benidorm,) y el hotel “ Villa Luz” de la playa de Gandia (175 habitaciones). El día 15 estará operativo el resort Magic Natura, que oferta 350 cabañas en el interior del parque de animales Terra Natura, y el día 23 abrirá sus puertas Benidorm Celebrations, con 93 apartamentos, sumando entre todos 1.196 estancias con capacidad para más de 5.000 turistas.

Esta temporada alta, especial y de ignoto desenlace, destaca en el grupo Magic por las importantes ofertas dispuestas para diversos colectivos, entre otros sanitarios, integrantes de las fuerzas de seguridad, afectados por ERTE, desempleados, autónomos y cuantos profesionales se han considerado “esenciales” durante la pandemia del COVID-19.

Que ningún español se quede sin vacaciones”, es la consigna de la cadena, que invita al resto de grupos hoteleros a seguir la iniciativa de abaratar la estancia de los visitantes después de 100 días de estado de alarma. Es la forma que tiene Magic de agradecer el esfuerzo personal y profesional en situaciones de extrema dificultad como la vivida.

Las vacaciones son un derecho y no un capricho”, enfatiza Javier García, vicepresidente de la cadena. “Es hora de agradecer con hechos el esfuerzo de muchos por garantizar nuestra salud y bienestar”.

También te puede interesar: