Los jóvenes de Levante -provincias de Castellón, Valencia, Alicante, Murcia y Albacete- residen, fundamentalmente, entre dos mundos: una vivienda en propiedad y la casa de sus padres, según revela el Estudio ‘El impacto del confinamiento en la demanda de vivienda de los jóvenes’, elaborado por el Área de Data y Transformación Digital de AEDAS Homes.

Hasta el 74% de los levantinos de entre los 25 y 40 años es propietario o no se ha emancipado. En concreto, el 42 % posee una vivienda y el 32 % vive con sus padres. De este modo, la opción del alquiler queda relegada a un tercer plano, ya que sólo un 24% reside en este régimen y apenas un 2 % habita en piso compartido.

“El área de Levante es la segunda zona de España con el mayor porcentaje de jóvenes viviendo con sus padres tras el Sur (el 39 %). Y, al mismo tiempo, es uno de los enclaves con más propietarios jóvenes, lo que pone de manifiesto una realidad polarizada en la que la mayoría se salta el paso intermedio y natural que sería vivir durante un tiempo en una casa en alquiler”, explica Jorge Valero, Director de Data y Transformación Digital de AEDAS Homes.

Nuevas prioridades: más superficie y aire libre

Por otra parte, después de los meses de confinamiento que supusieron la puesta a prueba de las viviendas, la actual vida residencial de los jóvenes levantinos solo satisface a uno de cada tres. La mayoría se ha dado cuenta de que su actual residencia no cumple con sus expectativas por dos motivos: el 26 % dice necesitar un jardín o terraza e idéntico porcentaje quiere una casa más grande.

Igualmente, las prioridades de los jóvenes en Levante han variado sustancialmente con la pandemia. Su interés por una estancia adicional para teletrabajar ha crecido un 50%; por tener piscina, un 25%; por contar con zonas verdes, un 23%; por vivir cerca del trabajo, un 16 %; y por contar con terraza o jardín, un 16%. Por el contrario, ahora dan menos importancia a estar cerca de centros comerciales y de ocio (su interés ha bajado un 20%) y de colegios o escuelas infantiles (-18%).

Comprarían vivienda de obra nueva

Pensando en comprar una casa de obra nueva y, sobre todo, teniendo en mente aquellos incentivos que les ayudarían a dar este paso, el 29,7% cree que deberían fomentarse unas condiciones de financiación más atractivas para los jóvenes (hipoteca joven, préstamo al 90%…) y el 24,2% aboga por una reducción de los gastos de la compra, como rebajar el IVA del 10% al 4%. Además, un 22% baraja el alquiler con opción a compra entregando solo un 5% del precio en el pago de la entrada. 

En opinión de Valero, los datos del estudio de AEDAS Homes reflejan, en general, una cultura de la propiedad en Levante. “Los jóvenes de esta zona prefieren vivir con sus padres más años y así generar el ahorro que necesitan para la compra de una casa. No hay que olvidar que se requiere una media de 40.000 o 50.000 euros para poder hacer frente a la entrada de una vivienda y al pago de los impuestos asociados”, concluye el Director de Data y Transformación Digital de la promotora.