La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la Unidad de Barrios, los Fox y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Policía Local ha impuesto 89 denuncias por diferentes infracciones del estado de alarma durante las tardes de lunes a miércoles, en su mayor parte, relativas a consumir alcohol, y se han disuelto cinco botellones en La Ereta, la playa del Postiguet, Camino del Faro, Plaza Joaquín María López y la calle Tintorera, así como por estar reunidos en grupos, no llevar mascarillas e incumplir el toque de queda dentro de los operativos policiales organizados para hacer frente al Covid.

En las vigilancias e inspecciones de tráfico y patrullas por la ciudad, la Policía ha realizado controles en Músico José Torregrosa y la avenida de Jijona levantado 11 actas de denuncia, a personas que han incumplido el toque de queda durante las últimas dos noches y se encontraban circulando sin poder justificar su desplazamiento pasadas las 22 horas, y también se sancionaron a tres vehículos por no tener la ITV y el seguro reglamentario.

La Policía Local alerta que esta semana se han vuelto a imponer infracciones por estar en grupos sobre todo de jóvenes, y se han impuesto un total de 21 denuncias. Así como durante las tardes se levantaron 13 actas en la ciudad por no llevar la obligada mascarilla, que conllevan sanciones de 100€.
Concretamente en los controles antibotellón los Fox disolvieron cinco botellones, denunciando a un total de 27 personas por consumo de alcohol, y se decomisaron las bebidas, estos tuvieron lugar en parques, plazas y la playa El Postiguet, el de mayor número de personas se registró ayer en el parque de La Ereta sancionando a 11 jóvenes.

La Unidad de Barrios de la Policía Local, localizó también a un establecimiento situado Carolinas que estaba incumpliendo las medidas anticovid abierto tras el horario establecido a las 18 horas, con ocho personas en su interior, y la intervención se realizó al estar patrullando los agentes por la zona y observar como en el interior estaban personas reunidas, que fueron identificadas y sancionadas, y el responsable del establecimiento se enfrenta a una sanción grave.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha realizado un llamamiento a la “prevención, responsabilidad y prudencia”, señalando que “estamos a las puertas de la Semana Santa, y debemos ser conscientes de lo que nos estamos jugando en esto momentos, si queremos salir de esta pandemia debemos evitar juntos una cuarta ola, cumpliendo de forma muy estricta todas las normas y las medidas de seguridad”, y apeló una vez más a “no relajarnos, no ponernos en riesgo para que no se incremente la incidencia del virus, a la responsabilidad individual para protegernos reduciendo la movilidad y evitando fiestas, botellones o reuniones familiares, está la salud de todos de nuevo en peligro si en estas fiestas no cumplimos”.

La Policía Local va a organizar un amplio dispositivo de cara a la Semana Santa para reforzar sobre todo la vigilancia en nuestras playas, y evitar que se celebren reuniones familiares o sociales con personas no convivientes, así como un plan antibotellon y disolver fiestas en viviendas y es muy importante el cumplirlo para evitar rebrotes de Covid evitando una cuarta ola. Los agentes policiales recuerdan que en espacios de uso público de la ciudad, no se podrán formar grupos de más de 4 personas, salvo que se trate de personas convivientes, y en domicilios y espacios de uso privado, tanto en el interior como el exterior, se limitan a las reuniones familiares y sociales de personas que pertenecen al mismo núcleo o grupo de convivencia.

Intervenciones de auxilio ciudadanos

Asimismo el servicio Nocturno de la Policía intervino esta noche en tres auxilios a personas en sus domicilios, la primera pasadas las diez de la noche se atendió a un varón de 57 años de edad, con dificultades de movilidad, que fue trasladado en ambulancia al Hospital General. Con posterioridad a las 23.30 horas, se intervino con una persona mayor de 91 años por una caída sufrida en su vivienda, y por último, en la Partida de Bacarot, otro hombre de 91 años, es atendido por caída en su vivienda.