La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la Policía Local ha interpuesto 353 denuncias durante todo el fin de semana en los operativos policiales desplegados para controlar y vigilar el uso de las mascarillas, el toque de queda, hacer cumplir las medidas de seguridad, las fiestas en viviendas y la prevención del consumo de alcohol en vía pública para frenar la pandemia en Alicante.  

Durante estas jornadas la Policía ha contado con más de un centenar de agentes que han vigilado tanto las playas de la ciudad como el Monasterio de la Santa faz este fin de semana así como se ha vuelto a organizar un plan antibotellón, para garantizar que se cumplen las medidas sanitarias y continuar con una incidencia baja de contagios. El mayor número de incumplimientos ha sido por no respetar la medida de llevar mascarillas interponiendo 90 denuncias, así como 53 por estar en grupos de más de seis personas.  

Los agentes de las unidades Fox y del servicio Nocturno de la Policía, han intervenido para disolver un total de 39 fiestas en viviendas que generaban molestias a los vecinos y quejas de particulares, y fueron denunciados por ruidos obligando a quitar la música, sin mascarillas y con reuniones de más de seis personas. Además se intervino en la madrugada del sábado al domingo, en una fiesta que fue denunciada por el propio hotel, sancionando a un total de 20 personas que estaban reunidas en una de la habitaciones por una infracción grave.  

Del total de sanciones, se han interpuesto 86 por consumir alcohol en parques, playas y plazas de la ciudad, con un total de 24 botellones disueltos y se decomisaron las bebidas en los castillos de San Fernando y Santa Barbara, parque de La Ereta, Cala Cantalar, Colonia Romana, Rabasa, Lucentum, Glorieta Reino Unido y en las playas de San Juan, Almadraba y Albufera, entre otras.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha destacado que desde el Ayuntamiento “se va a seguir trabajando con la Policía Local para que no se celebren fiestas ni botellones, porque son fuentes de contagio y deben de evitarse así como se organizarán operativos de vigilancia, las personas que incumplen tienen que entender que son vectores de transmisión para sus familias y asumir las normas», al tiempo que agradeció «el alto grado de cumplimiento de las medidas de los ciudadanos y que es una minoría los que se denuncian, no podemos bajar la guardia estamos ya empezando a ver la luz con   la vacunación y tenemos la esperanza puesta en salir muy pronto de esta pandemia».  

En las jornadas nocturnas se organizaron controles en Juan Bautista Lafora y la avenida de Denia, donde se levantaron 17 actas por incumplir el toque de queda y no poder justificar los desplazamientos en la ciudad, interceptados en los diferentes controles estáticos de tráfico e itinerantes desplegados en la ciudad.  

En el dispositivo de la tarde de vigilancia del cierre de los locales de hostelería y restauración y el cumplimiento de las medidas de seguridad, se sancionaron a 12 locales por tener la música puesta, servir bebidas fuera del local, exceso de aforo y de veladores, así como incumplir los horarios del cierre, entre otros. Además en las tardes se levantaron también 8 sanciones por la Ley de Seguridad Ciudadana, por consumo de estupefacientes, negativa a identificarse o desobediencia. Así como también se levantaron 15 denuncias por fumar sin respetar las distancias en la vía pública, y 7 por incumplir el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana.  

Además, en el operativo del fin de semana la unidad de Atestados y servicio nocturno de la Policía Local ha desplegado un amplio dispositivo de vigilancia y disciplina de tráfico, realizado controles de alcoholemia, en los que se han denunciado a 13 conductores en diversos accesos, calles de la ciudad por infracciones de tráfico, accidentes, y conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, carecer de permiso de conducir, y acudido a cuatro accidentes de tráfico, entre otras intervenciones.

Junto a estas intervenciones, la Policía Local también intervino la pasada noche sobre las 22,30 horas para atender un accidente, en la avenida General Marva, donde resultaron heridas leves dos mujeres, y se vieron implicados dos vehículos, que por causas que se investigan uno de ellos del impacto quedó volcado y el otro chocó contra un árbol. La Policía Local realizó las purbas de alcoholemia resultando positiva en una de las conductoras. Además el servicio nocturno también intervino 00.40 horas con una motocicleta en la avenida Lorenzo Carbonell, que tras realizar las pruebas dio positivo, siendo denunciado