Dos años simulando un romance y una estafa que supera el cuarto de millón de euros. La Guardia Civil ha detenido en Elche a un hombre de 42 años y nacionalidad uruguaya que fingió estar enamorado de su víctima para, progresivamente, ir pidiéndole grandes sumas de dinero con excusas falsas.

Los hechos se remontan a hace dos años, cuando el presunto estafador y su víctima se conocieron a través de una aplicación de contactos.

El autor, que previamente había estudiado el perfil de su víctima, se presentó con un nombre, un trabajo y un domicilio ficticios. La víctima, ajena a la falsedad de la información, inició con él una relación de amistad. Poco a poco, el autor le hizo creer que estaba enamorado de él, y comenzaron una relación sentimental.

Pronto, empezó a pedirle grandes cantidades de dinero con todo tipo de excusas: le contó que tenía una hermana a la que iban a embargar su vivienda, consiguiendo que el perjudicado le prestara 50.000 euros; posteriormente le animó a invertir en acciones de un popular club de futbol inglés en el que supuestamente el impostor iba a empezar a trabajar, llegando a invertir la víctima 18.000 euros; contrató un viaje que harían juntos a Tailandia, que nunca hicieron y del que, según el autor, la agencia de viajes se había quedado el dinero; entre otro sinfín de insólitos percances. Finalmente, fingió una grave enfermedad de su madre, para cuyo costoso tratamiento en una prestigiosa clínica, la víctima llegó a prestarle 170.000 euros, y posteriormente, otros 5.000 para el sepelio, ya que llegó a engañarle con la falsa muerte de su madre

En un momento dado, la víctima sospechó que algo raro estaba pasando y averiguó que su novio no era la persona que decía ser. Comenzó a reclamarle los más de 250.000 euros que le había prestado hasta entonces, sin éxito. Hace apenas una semana, se decidió a formalizar una denuncia ante la Guardia Civil. El Equipo de Policía Judicial de Santa Pola inició una investigación, localizando rápidamente al autor. La inmediatez de la actuación ha impedido la fuga del autor, que se disponía abandonar el país

Se trata de un varón de 42 años, de nacionalidad Uruguaya, que fue detenido el pasado 29 de septiembre en un domicilio de Elche. Se le imputa un delito de estafa. Ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial. 

En el registro domiciliario, los agentes han hallado numerosos objetos de tecnología móvil, joyas y otros enseres de uso personal, de gama alta y elevado valor económico que el delincuente adquiría con el dinero obtenido de su actividad delictiva. Han sido intervenidos y puestos a disposición del Juzgado que lleva la causa.

La investigación continúa abierta, ya que la Guardia Civil sospecha que haya más víctimas. Por este motivo, realiza un llamamiento a denunciar a todas las personas que hayan podido sufrir una estafa similar.