El arrestado había desarrollado una intensa actividad de edición y difusión de contenidos sobre DAESH en plataformas de videojuegos online

En el marco de una investigación conjunta del FBI y del Servicio de Información de la Guardia Civil, un joven ha sido detenido en San Vicente del Raspeig (Alicante) por difundir propaganda yihadista en distintas plataformas de internet. 

En sus publicaciones mostraba su completa afinidad con los postulados más violentos del grupo terrorista DAESH, con la edición y difusión de múltiples contenidos audiovisuales de contenido terrorista.

El arrestado había llegado a gestionar personalmente diversos foros y repositorios multimedia vinculados al entramado oficial del DAESH, difundiendo miles de archivos de vídeo y abundante información sobre la creación, uso y manejo de armas.

El detenido había estado anteriormente muy implicado ideológicamente con el movimiento red skin y contaba con varios antecedentes policiales, tanto en el ámbito doméstico como en el escolar. 

Su salto como colaborador activo del terrorismo yihadista se produjo en 2019, habiendo pasado desapercibido en su entorno puesto que pasaba la práctica totalidad del día conectado al ámbito virtual desde su domicilio

En su labor propagandística ha utilizado plataformas de videojuegos online, -de carácter violento-, permitiéndole de este modo contactar -entre otros entornos-  con más jóvenes, incluso alguno de ellos, menores de edad.

La actividad del detenido a través de plataformas de internet se correspondía plenamente con la estrategia propagandística desarrollada por DAESH. Con esta operación se ha neutralizado un importante y activo foco de expansión y difusión del ideario yihadista que además contaba con multitud de conexiones internacionales.

Asimismo, el detenido estaba fuertemente concienciado en el uso de medidas de seguridad y el empleo de plataformas de comunicación que garantizan un gran anonimato. Los investigadores han necesitado  múltiples recursos durante muchos meses hasta poder demostrar el grado de implicación de este sujeto con la causa terrorista, el alcance de la actividad que estaba llevando a cabo y la peligrosidad que podía suponer.

El trabajo conjunto entre Guardia Civil y FBI pone de relieve la estrecha cooperación y compromiso existente entre ambas instituciones en materia de terrorismo, y la necesidad determinante de centrar el mayor número de esfuerzos internacionales posibles contra la estrategia propagandística de DAESH. 

En la lucha contra el terrorismo yihadista,  la cooperación internacional es un factor de total importancia debido al condicionante que genera la alta movilidad de los terroristas y la utilización de redes sociales y aplicaciones de internet.

Desde la elevación al nivel 4 de alerta antiterrorista en junio de 2015, la Guardia Civil ha reforzado todos los dispositivos operativos y líneas de investigación relativas a la amenaza terrorista, especialmente aquellas sobre individuos inmersos en un proceso de radicalización que pueda desembocar en el desplazamiento a zona de conflicto o en la comisión de acciones terroristas en los países de residencia.