La Policía Local de Elda disolvió ayer lunes a última hora de la tarde una fiesta de cumpleaños organizada de manera irregular en el parque público del Paseo de las Arenas, donde se congregaron más de 40 personas que no guardaban las medidas de seguridad establecidas para la prevención de la expansión de la pandemia.

Las cerca de 50 personas se encontraban alrededor de una mesa que habían colocado en medio del parque sin mascarillas, sin distanciamiento social y completamente aglomerados. Los agentes acudieron a la zona tras recibir una llamada vecinal que alertaba de la celebración multitudinaria de un cumpleaños en el parque, sin que los participantes parasen mascarillas.

Tras la disolución inmediata del evento, la Policía procedió a sancionar a la organizadora del encuentro, una vecina de Elda. El concejal de Seguridad Ciudadana, Enrique Quílez, ha recordado que “las medidas de seguridad son de obligatorio cumplimiento y los ciudadanos y ciudadanas deben ser conscientes de ello. No podemos bajar la guardia porque el virus sigue estando entre nosotros y no se puede poner en riesgo la salud de nadie«.