La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas que vendían cocaína al menudeo utilizando, para ello, tanto la vivienda particular de dos de los detenidos, como un bar, regentado por otro miembro del grupo criminal. Estos dos puntos de venta de droga eran bastantes activos y estaban comenzando a causar gran malestar entre los vecinos de la zona.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de El Campello tuvieron conocimiento de la existencia de un punto de venta de droga, bastante activo, en el núcleo urbano de la población, droga que los detenidos distribuían a través del bar que regenta uno de ellos.

Los investigadores pudieron comprobar que los detenidos realizaban ventas de cocaína a numerosos compradores del municipio, así como que la afluencia de gente por las inmediaciones del establecimiento era continua y que la cantidad de clientes aumentaba de forma especialmente considerable los días comprendidos entre jueves y domingo.

Finalmente, tras numerosas gestiones de averiguación, se ha realizado entrada y registro, tanto del bar como del domicilio de dos de los detenidos, con el apoyo de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) y del Servicio Cinológico, ambos de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante.

En los dos registros se ha intervenido un total de 60 gramos de cocaína, listos para su inmediata distribución, así como 5 teléfonos móviles, dinero en efectivo y útiles para la manipulación y pesaje de la sustancia estupefaciente.

Como resultado, se ha detenido a un total de cuatro personas, dos hombres de nacionalidad española, ambos de 40 años y dos mujeres, la primera de ellas, de nacionalidad rumana y de 23 años, es pareja de uno de los detenidos y la segunda, española de 44 años, es la persona que regenta el bar en cuestión.

A los cuatro detenidos se les imputa un delito de tráfico de drogas y otro de pertenencia a grupo criminal. Todos ellos ya han sido puestos a disposición judicial, quedando en libertad con cargos, a la espera de juicio.