El espectáculo «Desafío Medieval» se despide por todo lo alto. El evento, que se celebra en las instalaciones del Castillo Conde de Alfaz y que ambienta la época del legendario Robin Hood, cerrará el año en los primeros días del próximo mes de noviembre. Una temporada en la que se ha superado la cifra de 30.000 visitantes, lo que supone un aumento del 25% respecto a la temporada anterior.

El cierre de temporada de esta oferta, muy valorada por los turistas de Benidorm y resto de la provincia de Alicante, estará marcado por las celebraciones en torno a Halloween. Así, durante todos los sábados de octubre y hasta el 2 de noviembre (último día de representaciones), se ha organizado el bautizado como Halloween medieval”. El espectáculo irá acompañado de una cena tematizada al estilo de Halloween, pero sin olvidar el toque medieval característico del show.

Al finalizar el pase, los más valientes podrán pasar al foso del terror, acompañado de sorpresas “de miedo”, en el que se invita a los clientes a acudir disfrazados y participar en el sorteo de premios, combinados con torneos y justas entre caballeros.

Un número de contenido histórico

El espectáculo se desarrolla sobre un escenario de 3.000 metros cuadrados que ambienta el Castillo de Nottingham durante la proclamación de Juan sin Tierra como Rey de Inglaterra, y el Bosque de Sherwood, refugio del héroe medieval Robin Hood. Un número cargado de contenido histórico, en el que el público se demuestra especialmente animado y participativo cuando se le plantea apoyar a uno de los dos bandos enfrentados.

Así, mientras un sector de las gradas vitorea a Robin Hood y es partícipe de sus hazañas, el otro hace lo propio con el Sheriff de Nottingham, cuyo cometido es acabar con la vida del primero para conseguir el poder absoluto al rey impostor.

También te puede interesar

Una pedida de mano muy especial en el castillo Conde de Alfaz