Dentro de la campaña de vigilancia de vehículos de movilidad personal, realizada por la Policía de Alicante tras la entrada en vigor de la nueva ordenanza, sobre las 02.20 horas se localizó en  la avenida de Antonio Ramos Carratalá a un conductor de un patinete que circulaba sin alumbrado, interceptado y parado por una dotación policial. 

Los agentes observaron que su conductor apenas mantenía el equilibrio, y al someterlo a las pruebas de alcoholemia, se comprobó con los resultados que  cuadruplicaba la tasa permitida, siendo denunciado por ello y procediendo a la inmovilización y retirada del patín al depósito municipal.

Además, la concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante, dirigida por el edil José Ramón González, informa que la Policía Local ha organizado esta noche un amplio dispositivo de vigilancia para hacer frente al Covid con inspecciones y controles, que se ha cerrado con treinta y dos denuncias por incumplir el estado de alarma, se han disuelto dos botellones y tres fiestas en viviendas, un local sancionado y un detenido por un delito contra la seguridad vial, conducción temeraria que ha provocado dos accidentes de tráfico y se ha dado a la fuga, en Pedro Camacho, y cuadriplicaba la tasa de alcohol.

Los agentes de las unidades Fox  y del servicio Nocturno de la Policía han tenido que intervenir para desalojar a dos grupos de jóvenes que estaban realizando botellón en el interior del Parque El Palmeral y la calle Colonia Romana, sancionándolos por consumo de alcohol en la vía pública.

Durante toda la noche se han denunciado y disuelto tres fiestas en viviendas con ruido y molestias, la primera se produjo a las 03.15 horas, los agentes acudieron a la calle Poeta Quintana, donde los gritos y la música alta era perceptible desde la vía pública, alterando el descanso de los vecinos, y el inquilino fue denunciado con una sanción de 750€.

Asimismo la Policía intervino a 04.00 horas en la calle Bailarín José Espadero y a las 04.45 horas en la calle Escenógrafo Bernardo Carratala, denunciando a ambos propietarios de las viviendas por la celebración de fiestas con ruido y música muy elevadas.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha agradecido “el comportamiento de la mayoría de ciudadanos y el descenso de fiestas y denuncias por ruido que se ha producido en las últimas semanas en la ciudad”, al tiempo que ha vuelto a realizar un llamamiento a la “conciencia y responsabilidad individual de todos y a seguir evitando reuniones sociales, fiestas y botellones para poner freno a esta pandemia, es una obligación que tenemos y hay que cumplirla manteniendo las distancias, el uso de mascarillas y la prevención higiénico sanitaria”.

Intervenciones en establecimientos

Los agentes policiales han denunciado a un establecimiento, al no mantener la distancia de seguridad entre mesas y tener instalada una especie de barra en el exterior, donde los clientes apoyaban los vasos de sus consumiciones mientras fumaban en la vía pública.

Por su parte la Unidad Fox realizó un dispositivo para informar a los locales y establecimientos de las nuevas restricciones decretadas por la Generalitat Valencia , y que entran en vigor esta noche, donde los  aforos del consumo en el interior de locales no podrán superar un tercio, y el consumo en las terrazas no podrá superar el cincuenta por ciento.

La Policía Local impuso esta noche diez denuncias por incumplimiento del toque de queda, en las calles Poeta Quintana, Antonio Ramos Carratalá, Juan de Garay, Pintor Baeza, Guardamar, y dos denuncias con sanciones de 100 euros por no usar la obligada mascarilla.

Accidentes y controles de tráfico

La Policía Local ha desplegado un amplio dispositivo de vigilancia y disciplina de tráfico, realizado diversos controles de alcoholemia, con un detenido y en los que se han denunciado a siete conductores en diversos accesos, calles de la ciudad por infracciones de velocidad, conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, entre otras.

La Unidad del servicio Nocturno y de Atestados e Investigación de Accidentes, a las 23.55 horas interceptó un vehículo en la calle Britania, cuyo conductor presentaba síntomas de alcoholemia, y tras ser sometido a las pruebas etilométricas, arroja un resultado positivo, siendo denunciado administrativamente.

Asimismo a las 00.15 horas, a la altura de la Plaza de España, una conductora que va  a gran velocidad rebasa semáforo en fase roja, y es interceptada por un patrulla de Policía, sometida a las pruebas arroja un resultado superior al permitido de tasa de alcohol, y se han instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial, que se remiten al Juzgado de Guardia. A las 02.10 horas en calle Chopo, otro vehículo es interceptado tras realizar una conducción anómala, sometido a la prueba, es denunciado administrativamente.

Detención por conducción temeraria, provocar accidentes y cuadruplicar tasa de alcohol

La Policía también ha acudido a las 00.20 horas en la calle Pedro Camacho, alertado porque un vehículo había causado un accidente, colisionado contra tres vehículos que se encontraban estacionados, y dándose a la fuga. Los agentes han organizado un dispositivo de búsqueda, al aportar un testigo la matrícula del vehículo causante del accidente, iniciándose una persecución con varias patrullas logrando interceptarlo en calle Guadalajara, cuando vuelve a chocar contra otro vehículo estacionado. 

Por tales hecho el conductor es detenido por la Policía Local acusado de un delito de conducción negligente y temeraria, y tras ser sometido a las pruebas de alcoholemia arroja un resultado positivo, cuadruplicando  la tasa permitida.