La Mancomunidad Bajo Segura ha iniciado hoy y hasta el próximo 21 de marzo un ciclo de Cuentos Signados que recorrerá los siete municipios pertenecientes a la entidad. Esta interesante actividad ha arrancado hoy en la biblioteca municipal de Rafal con el objetivo de acercar la lengua de signos española a la población infantil a través del fomento de la lectura, consiguiendo de esta manera favorecer que niños sordos y oyentes interactúen y compartan así experiencias, suprimiendo las barreras de comunicación.

Para ello, la entidad ha preparado una colección de historias, que se trasladarán al público mediante las manos; una oportunidad para aprender este lenguaje a la vez que se fomenta la lectura. Una afición que los niños y niñas de la actualidad cada vez practican menos por la inmersión de la tecnología en los espacios de ocio de los más pequeños.

La actividad ha arrancado en Rafal y continuará mañana día 12 en Catral, el 13 en San Isidro, el 14 en San Fulgencio, el 15 en Benejúzar, el 18 en Benferri y concluirá el 21 de marzo en Daya Vieja. La iniciativa se llevará a cabo en horario de tarde, a las 17:00 horas, en las bibliotecas municipales de cada uno de los municipios.

La presidenta de la entidad, Noemí Cutillas, ha destacado la relevancia de este tipo de iniciativas ya que “es fundamental que tanto grandes como pequeños conozcan el lenguaje de signos y aprendan, aunque sean unas pinceladas de esta forma de comunicación, algo que contribuye a la supresión de las barreras de comunicación a la vez que al fomento de la lectura”. Ha resaltado además que “desde la Mancomunidad Bajo Segura tratamos de poner en marcha actividades nuevas que tengan un doble objetivo, el aprendizaje y la diversión, y que a su vez inviten a la reflexión; pues en muchas ocasiones no nos ponemos en el lugar del otro y no tratamos de ampliar nuestros conocimientos para facilitar algunas barreras como puede ser en este caso la comunicación”.

Cutillas ha indicado que “esperamos que la respuesta de los participantes sea buena y que esta actividad pueda repetirse el próximo año, esto será un indicativo de que ha sido todo un éxito”.

En definitiva, esta será una gran oportunidad para los vecinos de estos municipios de la comarca de la Vega Baja en la que podrán divertirse y aprender al mismo tiempo.