Una empresa de Muro de Alcoy ha patentado un tejido con sensibilidad térmica que cambia de color al llegar a 37’5 grados

La empresa de estampación textil Colorprint Fashion, con sede en la localidad de Muro de Alcoy (Alicante), ha desarrollado y patentado un tejido capaz de activarse con el aumento de la temperatura corporal. El innovador tejido ha sido homologado para su uso en mascarillas higiénicas por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX) certificando su durabilidad y su efectividad frente a la prevención de la Covid 19. En base a esta innovadora tecnología se han creado varios productos con los que ayudar a frenar la expansión del virus, como mascarillas, pulseras y pegatinas capaces de detectar de forma rápida y sencilla una subida de temperatura.

El tejido, patentado por Colorprint Fashion, cambia a color blanco aproximadamente a una temperatura de 37’5oC y tiene una filtración bacteriana del 98%. Con este tejido se han confeccionado diferentes productos pensando en aportar soluciones, como mascarillas térmicas reutilizables, que permiten su lavado y desinfección sin perder ni afectar a las propiedades del textil. 

Además de la protección de las mascarillas higiénicas frente al virus, esta cuenta con la ventaja de alertar ante una subida de temperatura corporal con un simple cambio de color. Un mecanismo que puede resultar muy útil en ambientes de trabajo como oficinas y en medios de transporte para controlar la expansión de la enfermedad, con la movilidad de las personas.

Con este mismo tejido se han fabricado pulseras. Un cómodo sistema que permite la monitorización en tiempo real de la temperatura y que puede ser de uso muy práctico, por ejemplo, para los más pequeños, coincidiendo con la vuelta a las aulas.

Entre otros formatos, se han diseñado también pegatinas que, al estar en contacto directo con la piel, permiten la detección del aumento de temperatura en lugares públicos o de afluencia de gente a simple golpe de vista. En este caso la pegatina puede ser práctica para garantizar la salud pública, por ejemplo, en los centros sanitarios al controlar de forma rápida y visual si los pacientes que ingresan tienen temperatura.