operación de la Guardia Civil

Desarticulada una organización criminal que falsificaba bastidores de vehículos robados para su venta ilegal

Por

La Guardia Civil, en el marco de la operación PIMA-KRADSTI, ha detenido a cuatro personas e investigado a una quinta como presuntos autores de los delitos de robo de vehículo a motor, falsificación documental y pertenencia a organización criminal, a las que se les atribuye el robo de coches de media a alta gama, para su posterior falsificación e introducción ilegal en España.

La operación se inició hace un año, cuando los primeros indicios llevaron a los agentes de la Guardia Civil hasta la pista de un grupo criminal asentado en diferentes puntos de las provincias de Alicante y Valencia. Los investigadores averiguaron que se trataba de una organización perfectamente estructurada, con una metodología criminal bien definida.

Posteriormente, corroboraron que, tras robar los vehículos, realizaban modificaciones en los bastidores y falsificaban las placas de matrícula haciéndolos pasar por otro vehículo de igual marca y modelo. Empleaban para ello la información de vehículos siniestrados o bien la de vehículos en circulación, tanto en España como en otros países.

Se decantaban por vehículos de gama media-alta de venta popular, lo que les facilitaba darles salida en el mercado obteniendo rápidos y altos beneficios.

El pasado 6 de marzo se procedió a la explotación de la operación llevándose a cabo seis registros, dos de ellos en las naves industriales en las que manipulaban los bastidores y las placas de matrícula, situadas en Benissa y Jávea. Los otros cuatro, se realizaron en los domicilios de los presuntos autores, en Denia, Jávea, Teulada y Gandia.

Fruto de la operación, la Guardia Civil ha detenido a cuatro hombres e investigado a otro más. Todos ellos con edades comprendidas entre 19 y 50 años y a los que se les imputan los delitos de robo de vehículo a motor, falsificación documental y pertenencia a organización criminal.

Empleaban herramientas de última generación Además, han sido recuperados 13 vehículos que habían sido robados en distintas localidades de las provincias de Alicante, Madrid y Valencia.

En cuanto a los demás efectos intervenidos, cabe destacar que, para llevar a cabo la actividad criminal, la banda empleaba maquinaria y herramientas de avanzada tecnología para la apertura y clonado de llaves y centralitas de vehículos, y captadores e inhibidores de frecuencia.

También se han incautado las troqueladoras con las que manipulaban los bastidores y la maquinaria para la fabricación de matrículas, entre otros efectos.

La investigación ha sido desarrollada de forma conjunta entre el Equipo Contra el Crimen Organizado con sede en Alicante (ECO Levante) perteneciente a la Unidad Central Operativa (UCO), y el Equipo Territorial de Policía Judicial de Calpe, perteneciente a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Alicante.

Todos ellos han contado con el apoyo de la Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ) de la Dirección General de la Guardia Civil, así como de la Policía de Bulgaria, Suecia, Polonia y EUROPOL. Para los registros se ha contado con la colaboración de la USECIC de Torrevieja y las distintas Unidades Territoriales de la Compañía de Calpe.

Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Denia (Alicante).

Leave a Comment

Your email address will not be published.

También te puede interesar

Lo último

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón de ACEPTAR, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad