El Ayuntamiento de Benejúzar va a realizar una actuación de demolición, explanación y limpieza del terreno, así como de reparación, pavimentación y asfaltado en el camino viejo de Almoradí del término municipal de Benejúzar, una vereda conocida también como ‘Los Santicos de la Piedra’ de Benejúzar.

Esta actuación salió a licitación por casi 150.000 euros y es gracias a una subvención de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para la realización de obras de acondicionamiento de caminos rurales. La administración valenciana pondrá un 60% del coste de las obras y el 40% restante lo asume el Consistorio benejucense.

El alcalde, Miguel López, ha explicado que “en este camino viven alrededor de 70 personas y se trata de unas obras muy necesarias ya que esta vereda, de casi dos kilómetros, lleva décadas sin arreglar”.

Para solventar los problemas del camino se van a realizar varias actuaciones como es el desbroce y despeje de los laterales del camino, así como la reparación de bacheos existentes. También se va a actuar en aquellas zonas donde se ha detectado fallo estructural de la base del firme, así como la ampliación de la anchura media del camino en diversos tramos.

Por otro lado, las obras contemplan actuaciones puntuales con la finalidad de mejorar la seguridad vial y peatonal del camino. En el acceso al Camino Viejo de Almoradí se realizará la ampliación de acera.

El primer edil benejucense ha asegurado que “esta actuación es una de las primeras que vamos a llevar a cabo pero, más adelante, realizaremos otras complementarias como la colocación de señalética para mejorar la circulación vial de esta zona”.

También te puede interesar: