El no va más para disfrutar del verano. Por si tener un barco no fuera suficiente para disfrutar de la temporada estival, ahora la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo ha lanzado un nuevo servicio que viene a cubrir una de las pocas lagunas que tiene el plan. Ahora, ya no será necesario aprovisionarse de todo lo que queramos comer antes de embarcar, ya que Deliveroo reparte comida a domicilio a barcos fondeados de Alicante y Benidorm, entre otras localidades litorales españolas.

La clásica bicicleta o scooter del repartidor se transforman, con este servicio, en motos de agua. Pequeñas embarcaciones con las que Deliveroo lleva hasta la misma cubierta la comida encargada, con opciones de algunos de los restaurantes más conocidos de la ciudad. Una de las estrellas serán las hamburguesas de Goiko Grill, que arrasan desde su apertura en Alicante hace ya dos años.

Otros ilustres locales y franquicias también se unen a esta nueva modalidad de reparto: la cocina japonesa de Miss Sushi, los tacos y burritos de Taco Bell o la gastronomía italiana de Gino’s podrán encargarse para disfrutar sobre el suave balanceo de un barco fondeado frente a la bahía de Alicante o las playas de Benidorm.

Reino Unido, el inicio de todo

La mecánica es sencilla. Al igual que en cualquier pedido corriente, los usuarios deberán acceder a la app y, en lugar de introducir una dirección postal tradicional, geolocalizar su posición mediante la propia ubicación de su dispositivo. Una vez ubicados, se podrá hacer un pedido siguiendo la mecánica habitual y ya será el equipo de Deliveroo el que acudirá al restaurante a recogerlo, en primer lugar, y lo trasladará en moto de agua hasta la embarcación.

El reparto de comida a domicilio a barcos era, hasta hace poco, un servicio exclusivo realizado a demanda por personal puramente de servicio en algunos de los lugares vacacionales más glamurosos del mundo, como Saint Tropez, Ibiza o Mónaco. Con esta iniciativa, que Deliveroo empezó a probar en Reino Unido en 2017, se hace más accesible la posibilidad de disfrutar de comida a domicilio a barcos, con un servicio que además puede disfrutarse a pie de playa, para quienes no tengan la suerte de poder embarcar pero sí las ganas de dar cuenta de una buena comida veraniega.