• ELIS Villamartín de San Miguel de Salinas forma parte de la iniciativa impulsada por el grupo educativo internacional Cognita para poner en marcha un programa que maximiza las oportunidades que ofrece integrar la tecnología tanto en el aula como en casa.

Ante la incertidumbre que plantean posibles nuevas restricciones en la movilidad por el avance del COVID y las múltiples posibilidades que permite el empleo de la tecnología no sólo en la enseñanza online sino en el día a día presencial en el aula, El Limonar lnternational School Villamartín en San Miguel de Salinas (Alicante) ha puesto en marcha un ambicioso programa para dotar a alumnos de su propio dispositivo digital personalizado por el colegio para uso en el entorno escolar y en casa. Algo posible gracias a la activación de un ambicioso programa desarrollado previamente que permite a los profesores optimizar el uso de la tecnología para ofrecer una experiencia educativa personalizada gracias, entre otros recursos, al empleo de sofisticados programas de inteligencia artificial (IA) que mejoran la motivación y el rendimiento del alumno, así como la enseñanza individualizada por parte del profesor. 

La iniciativa supone, de facto, un salto cuantitativo y cualitativo en la calidad de la enseñanza. Un gran avance hacia el nuevo modelo de “aula del futuro” y del proyecto de transformación digital de los centros del grupo educativo internacional Cognita, que abiertamente se declaran “preparados” para afrontar cualquier situación futura con respecto a la pandemia sanitaria.

Para los siete centros Cognita de España que han participado se han destinado 3.832 de las 8.508 unidades de esos dispositivos digitales adquiridos para distribuir en Europa, donde el grupo dispone también de colegios en Suiza y Reino Unido.

De esta forma, los alumnos podrán desarrollar sus destrezas digitales, y así estar mejor capacitados para su futuro. Por otro lado, los colegios Cognita de España reconocen y trabajan en la importancia de la seguridad online. Por ello, los dispositivos llevan integradas que se ejecutan en segundo plano para filtrar cualquier contenido inapropiado según la edad del alumno.

Es, sin duda, una mejora significativa en la oferta educativa de ELIS. Según explica Chris Eversden, director ejecutivo, “no solamente nos permitirá estar bien preparados en caso de declararse un nuevo confinamiento, sino que el objetivo se centra especialmente en la posibilidad de integrar los aspectos más ventajosos de la educación digital en nuestro día a día en el colegio, tanto en la actualidad como en el futuro”. 

Además, también se han establecido una serie de expectativas claras sobre cómo y para qué debe utilizarse el dispositivo, así como la duración recomendada para su uso diario con el objetivo de preservar el bienestar de los alumnos, una prioridad de estos colegios.

Es importante destacar, según señala Sabrina Espasandin, asesora de Aprendizaje Digital de Cognita España, que estos dispositivos no van a sustituir la enseñanza tradicional en el aula, y no necesariamente serán utilizados en todas las lecciones. “Se limitarán a potenciar el aprendizaje en aquellos aspectos donde sea relevante, y comportarán una ventaja indiscutible en el caso de que tengamos que volver al aprendizaje online en el futuro”.

Estamos ante una iniciativa única que sitúa al grupo Cognita, una vez más, en la cabeza de la excelencia educativa. Un proyecto que, además de promover la transformación digital en el aprendizaje, marcará un antes y un después en la formación de los alumnos.

Siete de los ocho colegios Cognita en España ya se han sumado a esta iniciativa: El Limonar International School de Murcia, El Limonar lnternational School Villamartín en San Miguel de Salinas (Alicante), The British School of Barcelona, Hastings School, The English Montessori School, Colegio Europeo de Madrid (CEM) y el British School of Valencia.