El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha confirmado hoy que tanto la visita de la casa de Papá Noel como la entrega de la carta “es totalmente gratuita”, y que la gestión la lleva una empresa que presta este servicio, y este año ha cambiado la ubicación al emblemático Panteón de Quijano y estará abierta hasta el próximo 24 de diciembre.

El primer edil recordó a su vez que el año pasado la Casa de Papá Noel “le costó a todos los alicantinos 20.000 euros, que se pagaron con fondos municipales, y sin embargo este año no le cuesta absolutamente ni un euro al Ayuntamiento”.

Por su parte, el primer edil ha asegurado sobre el pago por la foto que “es opcional y no es obligatorio sacarse la foto, ni pagar absolutamente nada si no se quiere”.