Objetivo y reto. El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer, y el concejal de Deportes, Cristian Palomares, anuncian que llevarán al pleno del próximo mes de marzo el pliego que recoge las bases para licitar la explotación y mantenimiento de la piscina municipal y complejo deportivo anexo, integrado por pistas de padel, tenis y pista polideportiva. Se cumple así uno de los objetivos marcados desde la misma toma de posesión. El reto, que es factible, radica en conseguir que durante el verano las instalaciones se abran al público, tres años después de finalizar las obras y tras un periodo de manifiesta inactividad administrativa al respecto. “Estoy deseando bañarme en esa piscina”, declara Juanjo Berenguer.

La construcción de la piscina y las pistas deportivas concluyó durante el anterior mandato municipal: en agosto de 2016 la piscina, y a principios de 2017 el resto de la obra. Retrasos continuados en la redacción del pliego y la licitación, y un rocambolesco proceso que acabó en los tribunales de justicia, impidieron la apertura del complejo. El juez anuló todo el proceso, que se retomó en junio de 2019, con la constitución del nuevo Ayuntamiento.

“Nada más tomar posesión de los cargos nos pusimos manos a la obra para rehacer el pliego, que ya tenemos listo para su aprobación y que pase a exposición pública”, apunta el concejal de Deportes, Cristian Palomares. Con ese documento ultimado, ese primer e importante trámite administrativo se superará en la sesión plenaria de marzo, “y quizás se adelante a febrero”.

Conseguido ese objetivo, se plantea ahora el reto, que no es otro que tanto la piscina como las pistas deportivas anexas estén operativas a lo largo del verano de este mismo 2020. “No podemos anunciar fecha exacta, pero de este año no pasa que utilicemos esas instalaciones públicas, que es una de las cosas más reclamadas por los ciudadanos”, concluye el concejal.