El programa Aquae STEM de Fundación Aquae, la fundación de Hidraqua, pone en marcha su segunda edición con una novedad destacable: mensualmente se organizarán webinars con mujeres referentes en el mundo de la ciencia. El objetivo de este programa educativo es fomentar el interés de las alumnas de 2º a 6º de Primaria por las carreras científicas. En la Comunidad Valenciana participarán ocho centros educativos de Alicante, Elda, Torrent y Orihuela.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las niñas de esta edad para vincularse a las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) es la falta de referentes femeninos en estos campos. En este sentido, Aquae STEM les acercará mensualmente a las alumnas de los más de 50 colegios en los que Aquae STEM ya se está desarrollando las experiencias de ingenieras, matemáticas, biotecnólogas o informáticas españolas para despertar su interés por estas disciplinas. 

Irene Lapuente, física de formación y especialista en comunicación y divulgación científica, será la conductora de estos webinars. Irene es fundadora y directora de la Mandarina de Newton, empresa que “marida” ciencia y tecnología con disciplinas como el arte o el diseño.

«Actualmente estamos viviendo cambios importantes, pero hasta ahora los personajes femeninos de las novelas, las películas o las series infantiles existían normalmente en relación a una figura masculina y sus vidas carecían de sueños o ambiciones propias. Eso dificulta que las niñas se identifiquen con roles fuertes y, poco a poco, su imaginario se llena de opciones que las sitúan en segundo plano. Es importante ver que las mujeres han estado implicadas con las matemáticas, la ciencia, la ingeniería o la programación desde siempre. Es necesario conocer mujeres actuales que han luchado por sus sueños porque eso anima a las niñas a hacer lo mismo y a no dejarse arrollar por los sueños de otros o a no perder la confianza en sí mismas», destaca Lapuente.

El primer webinar, que se realiza a finales de este mes, lo imparte Monserrat Zamorano, la primera ingeniera de Caminos que se convierte en catedrática por la Universidad de Granada. Monserrat también es la directora de la Escuela de Ingenieros de Caminos de Granada, la primera mujer también en ostentar ese cargo en España; y este año ha recibido la Medalla de Andalucía al Mérito Medioambiental, un reconocimiento que no ha recaído con anterioridad en ningún otro profesional de la ingeniería. Es especialista en Tecnologías del Medio Ambiente y en los últimos años se ha centrado en la gestión de residuos, en materias como el diagnóstico ambiental de vertederos o la valorización energética de residuos.

“Despertar científico” en tiempos de Covid

Aquae STEM, que se puso en marcha a finales de 2019, cerró la anterior edición con la participación de 2.500 niñas de 2º a 4º Primaria, a las que se sumarán las alumnas de 5ª durante este nuevo curso, además de nuevos colegios que se han adherido al programa. 

La llegada del coronavirus no ha interrumpido el desarrollo de Aquae STEM, que ha continuado formando con sesiones online, tanto a las niñas, que durante el confinamiento llevaron a cabo la 3ª fase de este proyecto desde sus domicilios (retos online basados en encontrar soluciones sostenibles a desafíos vinculados al agua utilizando un lenguaje de programación); como a los docentes involucrados.

«Ayudar a cualquier persona a conseguir sus sueños es algo maravilloso. En este sentido, Aquae STEM es un programa que apoya a las niñas para que superen barreras y sean lo que quieran. Tuve una experiencia muy grata el año pasado en San Fernando (Cádiz), donde conocí el proyecto en primera persona; allí vi a muchas niñas ávidas de conocimiento y a tres mujeres con unas carreras consolidadas en ciencia e ingeniería que fueron un gran ejemplo para la audiencia», explica Irene Lapuente.

El objetivo es despertar vocaciones entre las niñas en un sector con baja presencia femenina: solo el 28% de la investigación científica en todo el mundo lleva nombre de mujer, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Según el informe ‘Descifrar las claves: la educación de las mujeres y las niñas en materia de STEM’, que este organismo publicó en 2019, únicamente el 35% de los estudiantes matriculados en carreras STEM en la educación superior son mujeres. 

«La discriminación por género empieza desde que nacemos. Los prejuicios sociales que arrastramos nos llevan a esperar que las niñas sean tranquilas, no hablen alto, no se ensucien, no corran… Pero las ansias de aprender no son tranquilas, la autoconfianza hace que quieras hablar alto, las cosas más interesantes ensucian y si quieres hacer cosas importantes corres a alcanzarlas. Esos prejuicios se mantienen hasta la edad adulta y las mujeres que quieren dirigir equipos tienen que pelear mucho más que sus compañeros hombres. Evidentemente, eso no ayuda, pero tampoco ayuda la publicidad, muchas tradiciones y los dobles discursos. Creo que la transformación vendrá de micro y macro cambios. Así que empezar por la educación me parece muy buena idea para a partir de ahí, ir expandiendo el cambio», subraya la conductora de los webinars de Aquae STEM.