Plan de intervención contra la soledad

El departamento de salud Alicante-Sant Joan crea un Plan de Intervención Comunitaria para prevenir la soledad

Por

Las enfermeras gestoras de casos complejos del departamento de salud Alicante-Sant Joan d’Alacant han elaborado un proyecto de Intervención Comunitaria en Prevención de la Soledad con un objetivo claro y que busca efectividad:

“Buscamos una acción conjunta y coordinada entre todos, Ayuntamientos, servicios sociales, asociaciones y atención sanitaria para aunar esfuerzos y combatir la soledad empezando por visibilizarla y que la sociedad en general la tenga presente”, ha indicado Mar Luri, enfermera gestora de casos complejos del Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant.

Hay que tener en cuenta, según ha añadido Luri, que “la soledad incrementa los riesgos para la salud física, psíquica y puede empeorar la calidad de vida de las personas con un incremento de asistencia a los centros de salud, hospitalizaciones, atención domiciliaria, más institucionalización y aumento de la mortalidad”.

“Además, las personas que viven en soledad tienen riesgo de adquirir hábitos no saludables como el sedentarismo, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, mala alimentación; o de sufrir empeoramiento en la calidad del sueño. Asimismo, las personas mayores son susceptibles de padecer mayor número de caídas, deterioro cognitivo y reingresos”, ha explicado.

El proyecto se ha dado a conocer con motivo de la celebración de la I Jornada de la Soledad que, con el lema ‘MI SOLedad’ ha acogido hoy el salón de actos del Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant. Esta primera edición ha contado con la presencia de las concejalas de Bienestar Social y de Mayores del Ayuntamiento de Alicante, María Begoña León y Nayma Beldjilal, respectivamente.

El departamento gestiona cuatro centros de salud en Alicante capital y otro en la Playa de San Juan. En futuras ediciones el objetivo es trasladar la jornada e implicar a los otros cuatro municipios cuya población está adscrita al área de salud: Xixona, Mutxamel, El Campello y Sant Joan d’Alacant.

El gerente del departamento de salud Alicante-Sant Joan d’Alacant, Juan Antonio Marqués, ha señalado que esta jornada «es un primer paso de los muchos más que debemos dar todos los implicados: administraciones, entidades sanitarias, profesionales, asociaciones y ciudadanos en general. Debemos juntar nuestros esfuerzos para combatir la soledad no deseada”.

Por su parte, la directora de Enfermería de Atención Primaria del departamento, Fabiola Marrades, ha querido agradecer en su intervención “la gran labor que realiza nuestro equipo de enfermeras de casos complejos tanto de los centros de salud como del hospital en la atención a las personas que viven en soledad”.

Marrades ha especificado que, entre las funciones de estas profesionales, están las de facilitar un teléfono de contacto directo a los pacientes que atienden, les gestionan y unifican citas, les revisan y adecúan la medicación, les acompañan durante sus visitas al hospital, por ejemplo, para intervenciones que en caso de acudir solos no se realizarían.

“Además, enlazan los diferentes niveles asistenciales, evitando ingresos y acortando estancias hospitalarias. Derivan a los pacientes al trabajador social para su valoración y movilización de recursos y también realizan visitas domiciliarias”, ha añadido.

Mar Luri ha destacado que “la soledad no tiene edad, puede afectar a cualquier persona y en especial a colectivos vulnerables y personas frágiles como ancianos, indigentes, cuidadores, y enfermos”.

Visibilización y codificación

Uno de los primeros pasos que se quiere dar tras sensibilizar a la población y dar visibilidad al problema, es detectar y codificar a la población afectada. “Lo primero es crear una base de datos con todos los pacientes que viven en soledad o en la indigencia y calcular la dimensión del problema para empezar a actuar con los recursos adecuados”, dijo Luri.

Así, el departamento está trabajando para que se utilicen los códigos CIE (diagnósticos médicos) y NANDA (diagnósticos de enfermería) para que conste en la historia clínica, la soledad, la indigencia y el aislamiento social y poder actuar sobre ellos.

En la jornada también ha quedado patente que la intervención individual es menos efectiva que la grupal. En este plan de intervención se pretende que las personas que viven en soledad sean capaces de, al tiempo que reciben ayuda, relacionarse con otras personas a las que también podrán servir de apoyo.

Además, se trabajará para crear redes intergeneracionales, con la tecnología como aliada y se tratará de potenciar la autonomía de las personas mayores, con planes de acción y actividades sociales y culturales.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

También te puede interesar

Lo último

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón de ACEPTAR, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad