Nuevos horizontes alimentarios en la ciudad de Alicante. La Sociedad Española de Seguridad y Calidad Alimentaria (SESAL) se abre a los nuevos y curiosos comestibles de origen no animal como son los insectos, grillos o gusanos de la harina, con flores o algas marinas. El congreso de esta sociedad ha emprendido a primera hora de la mañana de hoy su jornada técnica en el auditorio del museo de Arte Contemporáneo, en la plaza de Santa María.

La presidenta de esta sociedad científica, Cristina Díez, se encuentra hoy en Alicante al frente de la 15 ª reunión anual de la sociedad, que cuenta con más de 220 socios, entre ellos biólogos, nutricionistas, catedráticos, representantes de organismos públicos y de firmas de grandes superficies, como Mercadona o Alcampo.

Ha abierto el turno de palabra en la mesa presidencial la concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Alicante, Julia Llopis, con el objetivo de incidir en el lema general del congreso: “Salva el planeta, come seguro”. Llopis ha agradecido el trabajo de los miembros de la sociedad SESAL por su sensibilidad por los temas alimentarios de actualidad y por ayudar a concienciarnos sobre las posibilidades de los nuevos materiales comestibles, las campañas para la reducción de envases y elementos contaminantes o la salud de los mares y lucha contra los microplásticos.

En la mesa de acreditaciones de la reunión SESAL ha distribuido unas cajitas conteniendo 250 gramos con trigo duro y grillos molidos para “ayudarte a descubrir los beneficios nutricionales y medioambientales de consumir insectos. Nuestra pasta de harina de insectos es una excelente fuente de nutrientes. Los grillos contienen una gran concentración de proteínas -los 9 aminoácidos esenciales- y una amplia gama de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y antioxidantes”.

“Abiertos a cualquier novedad”

Rafael Guallar, director de la empresa Entoma Foods, con oficinas en Valencia y una planta de producción en Villamalea (Albacete), uno de los ponentes, ha referido que en Villamalea elaboran materias nutritivas a partir de gusanos de la harina (Tenebrio molitor), especie de coleóptero, de la familia de los escarabajos. Y ha aportado, además, datos insólitos. El índice de conversión de pienso en proteínas de estos gusanos -y de los grillos- es superior al de las vacas, gallinas o cerdos, según sus palabras.

Estamos abiertos a estas novedades, a estos nuevos alimentos siempre que cuenten con la adecuada regulación y control”, ha manifestado la presidenta de SESAL, Cristina Díez.